2006/06/06

El día que me quedé sin perilla


El otro día me estaba afeitando, y al querer igualarme la perilla, cortando un poquito por aquí, otro poco por allí... ya me afeité entero. Hacía años que no me veía la barbilla.