2006/10/11

Hace tiempo que no posteo nada



Esto es un dátil que me cayó en la cabeza, estaba esperando en la puerta de berrebé, tan tranquilo, y mira, un vegetal me agredió.



Esto es un vaso de cocacola con sonrisa; a mí me hizo gracia, mira.



La foto ha quedado un poco peuqeña, pero yo lo cuento, era una especie de cruz en el tejado de una casa, ahí por las buenas. Es curioso, pero la ciudad está llena de este tipo de detallitos...



Una buena idea para un graffiti (si es que soy un cachondo...), personalmente no me parecen feos, es más, la persiana toda gris tal cual sería un poco mierda, pero así tiene su gracia.

1 comentarios:

Minos dijo...

Si que eres un cachondo, si!
La ciudad está llena de curiosidades desapercibidas,,, i BCN más.

salud