2007/12/28

José Luis Moreno

Me he pasado hace un momento por el banco, se acerca el fin del año fiscal y hay que prepararse para el costalazo de hacienda.

Antes de entrar en materia tengo que explicar quién es mi banquero, yo lo vendo como un banquero de opereta, pero él en un arranque de sinceridad se ha definido como banquero de entremés. Este muchacho es fan de los Soprano y me pasa series tan buenas como The Wire o The Shield, vamos, una mina. Hay que decir que su compañera de oficina pincha funky con vinilos y se ha hecho la banquera de los modernos.

En ese ambiente he llegado a su cubículo donde estaba maldiciendo a un cliente que le ha dejado un marroncito preparado.

Y en plena ebullición "sobrecarga seminal" en sus palabras, me ha preguntado por mi opinión
sobre el asalto sufrido por el "ínclito" José Luis Moreno.

Yo he defendido que no está bien que le peguen una paliza a nadie, pero este señor genera un morbo especial, no sé por qué... De hecho me pareció muy divertido que se prestara para hacer de malo en Torrente 2, y me reí mucho en mi infancia con sus gracias de ventrílocuo.

Pero mi banquero estaba muy quemado, y no le ha valido como a mí un comentario velado, no, él no es así. Me ha pedido que escribiera este post para dejar claro que por él, mejor que le pegaran una de estas cada día, y lo ha argumentado muy vehementemente, que si este señor le ha hecho mucho daño a la cultura en este país y que si debe ser ruín y tal, al fin y al cabo es responsable de atrocidades como noche de fiesta y matrimoniadas, que si bien a la gente le gusta, no es lo mejor que se puede hacer con su presupuesto y su tiempo de emisión, que no debería bastar con hacer televisión entretenida, se puede hacer también buena televisión... guarda un cierto paralelismo con lo de que "el sexo es sucio sólo si no te labas"... en un momento ha salido a relucir "Aquí no hay quien viva", pero ha sido invalidado, se ve que la producción es suya, pero llevada por sus sobrinos.

La tesis de mi banquero es que el ataque no fue producido por unos albanocosovares que quisieran dinero sino por un televidente que mirando TDT pilló una reposición de "Noche de Fiesta" seguida de unas "Matrimoniadas" y en un momento de zapping pilló un rato de Rokefeller y... estalló en violencia contra el responsable de su lobotomía. A mí esta teoría me parece un poco cogida por los pelos, pero nuestros peperos defienden cosas más estrambóticas.

En su arranque de odio contra el mundo, mi banquero me ha pedido que lo hiciera público, así que yo, a cumplir.

Mi conclusión final es esta pregunta ¿mejoraría la televisión si a los productores de basura les apalizaran cada día?