2008/02/05

Yippee Ki Yay, hijos de puta

Vaya llegada a Zaragoza.

Un buen pedazo de mierda.

Lo primero, el autobusero que decide que quiere parar un rato para un café.

El pibe lo necesitaba, un argentino estresado ¿dónde se ha visto?

Luego bajo del bus y... mis habituales ya se saben esta...

SÍ! me para la poli para identificarme, a este paso les voy a coger cariño. Ahora, cuando se me acerca alguien en la estación, voy sacando el DNI... y no me equivoco.

Nada, otro cuarto de hora de mi vida a la basura.

Taxi, plis!

Y el equipo de Honduras de quién coño sabe qué, tiene colapsada la salida de taxis. Otro rato tiradico.

Llego a casa... y en el correo...

Aviso de hacienda, tengo una carta sorpresa esperándome, mañana sabré.

A correr, muy agradable, sin incidentes... ¿Sin incidentes?

Naaaaa.

Hoy no.

Llego a casa, y una buena duchita, para que el agua se lleve los problemas.

Si hubiera tenido agua caliente habría sido así, pero hoy no.

Un par de huevos, y a aguantar el agua fría en las pelotas.

Bueno, por lo menos, iba a estrenar mi iPod nuevo, pequeño, cuatro gigas, plateado a juego con mi ordenador...

¿Apuestas?

Claro que no, necesito un sistema operativo nuevo, camarada...

¿Me ves preocupado?

Claro que no, tengo un arma secreta...

Me lo he pasado muy bien en Barcelona, Fernando e Ismene me han tenido consentido y hoy era el cumpleaños de mi hermano.

Me he comprado la Jungla 4.0 y la he visto, a mi ritmo, en mi sofá... en casa.

Así que, con la mejor de mis sonrisas...

Yippee Ki Yay, hijos de puta. Ha cambiado el viento.

3 comentarios:

maño dijo...

Porqué no utilizas un vocabulario más limpio, menos soez y con menos tacos

Anónimo dijo...

Pues chicos, para mí, que alguien tan modosito ¿? suelte esos tacos, como que tiene su aquél. Vamos, que tiene su gracia. Y es que hasta para eso hay que servir...

David López dijo...

Gracias por los comentarios!

Aunque prefiero que me hagáis comentarios firmadicos, claro.

Y los tacos... qué le voy a hacer, hablo así, y me sentiría un poco hipócrita si escribiera de otra manera...