2008/09/07

Domingo productivo

Un domingo, después de un fin de semana largo de salir, es un momento genial para el trabajo creativo; todas las inquietudes y las ansias que acompañan al ser humano han quedado disipadas, sólo queda un tiempo que utilizar antes de irse a dormir a una hora mínimamente decente, el lunes hay que ponerse un poco serios...

Y así he aprovechado para hacer la historia definitiva de "La flor de la noche", qué bien, ya tengo un final que me gusta, todo bien cerradito, organizadito... sólo queda la parte divertida de escribir; para la semana que viene.

Casi tengo ganas.