2008/06/30

¡Campeones!



Me gusta esta selección...

Juas, juas, juas, lo hemos conseguido!

Uno a cero para España, un poco raquítico para el fútbol que se vio ayer, pero bien vale una final.

Los alemanes salieron asustando, con las líneas muy juntas, defendiendo muy arriba y destruyendo el juego de la Roja (no me gusta mucho lo de la Roja, pero hará su papel...), pero en un cuarto de hora empezaron a cansarse y a perder la disciplina, oh, y además tenían que hacerse cargo de un problemilla... Torres empezaba a recibir balones y a ganar sistemáticamente a la defensa germana; paradójicamente la actuación de Torres fue vital para la defensa y el centro del campo, se llevaba a todo el equipo alemán atrás... un solo pavo, así, su defensa no podía subir tranquilamente y su centro de campo estaba condicionado constantemente, los balones no llegaban arriba con precisión, y ahí empezaba el juego español TODA la selección mima al balón, lo tocan, lo tocan, lo controlan, lo pasan a su sitio, regatean... Con el balón en posesión de España y con Alemania replegada y achicando agua se podía hacer nuestro juego, tocar, tocar, tocar y cuando se ve el hueco pasar al desmarque o chutar, y qué visión de juego que tienes estos payos... bueno que todos vimos el partido.

El más determinante (fue proclamado mejor jugador del encuentro), Torres... os lo dije... Pero todo el equipo planteó muy bien el partido, los cambios se hicieron en su momento y por la gente adecuada; pero mi favorito, el que más brilló, el que funcionó al máximo fue Xavi... pero es un poco injusto cuando todo el equipo rinde a semejante nivel.

Vencimos y convencimos. Uno a cero no representa el bañito que les dimos.

Todo esto, sin Raúl.

Siempre ha habido equipo, ahora el equipo tiene fe y sabe a lo que juega, Europa está a nuestros pies y podemos permitirnos soñar con el mundial, ¿por qué no? Si se juega así, sí, podemos.

¿Y cómo lo viví yo? Desde la soledad de mi hogar sin un buen futbolero al lado para abrazarle, pero no fue grave, le grité a la tele, aplaudí como loco y después me fui por ahí y me lo pasé muy bien; ahora y para despedirme citaré a mi madre:

"Moza dominguera no quiere lunes."

2008/06/28

Sant Joan, Espiral y España

El sol entra con fuerza por las ventanas de mi salón acristalado, sigo buscando los límites, pero los veo lejos, abarcables, pero lejos.

A mi lado un tomatoso, un zumo de tomate preparado a la manera del Róber, uno de los mejores camareros que han tenido la intención de envenenarme a base de bebidas espiritosas; medio vaso de zumo de tomate, una pizca de sal, un puntito de pimienta, dos gotitas de tabasco, otro par de salsa Perrin's, un puntito de Absolut, un pequeño chorro de vino blanco, muy poquito, zumito de limón y remover, el resto del zumo al vaso y vuelves a remover, unta el borde con limón y tómatelo con calma; lo que se llama un blodimery...

El verano me lanza a la decadencia más extrema, escucho a Radio Futura y me preparo a contaros mi semana... lo que llevo de semana, esto no acaba hasta que canta la mujer gorda.



El domingo por la noche seguía yo con mi resaca del partidazo de Italia, emocionante pero no muy vistoso; hacía mi maletita, me curraba mis mails quedando con gente, lo típico... Me acosté tarde, pero a tiempo de ver una luna preciosa.

El lunes salió un día radiante, bus, unos dibujitos para entretenerme y los Ting Tings non stop, me estoy flipando con este grupete... Llegada a Barcelona, un abrazo húmedo, cálido... es como el tequila, las primeras veces es incómodo, luego se le pilla el gusto... vas todo el día pegajoso, con una película de contaminación y sudor que me da mucho rollo, dime lo que quieras, pero es así... seamos sinceros, algo le está pasando a este verano, España entera está barrosa, sales a la calle y no hay más que barro, ligoteo y tema... el ambiente está que arde y hay que aprovechar la ola, como un buen nadador (Radio Futura, amigos).

Con esa actitud dejé los cacharros en casa del Roc, el Edgar y la Libia; llamémosla, Base de Operaciones Barcelona, BOB... no está muy currado, pero hará su papel... de allí a comer con la Jess, que me iba a dar mis chapitas promocionales; gracias Jess, qué grande eres...

Ahí empezó Sant Joan para mí, comimos en una terraza debajo de casa de Jess, muy rico todo, pero con un pacharán en los cafés, ya se declaran las intenciones, y yo llevaba las mejores, o las peores, eso va por gustos.

Sant Joan es una de mis fiestas de guardar favoritas, es pagana, es mística, es divertida y es canalla, recanalla... Tenía la actitud y estaba en el lugar adecuado y con ganas de quitarme cosas de encima, quería que empezara el verano, dejar salir todo lo malo y dejarme llevar por un ambiente que el que no lo conoce no se puede hacer a la idea... Una ciudad como Barcelona se echa a la calle con intención de hacer fiesta, de pasarlo bien y con el espíritu de que todo vale... es Sant Joan... cuando intento describirlo digo que es como fin de año en verano, pero creo que hay que sumarle jálogüin y el FIB para terminar de quedarse con la idea...

Recados de última hora, preparar la fiesta, echarle una mano a los Marcianos Magos del Cumpleaños y dejarlo todo listo... Porque no sólo era Sant Joan, era el cumpleaños de Libia, y para mí la más más sagrada es el cumpleaños, la fiesta era ineludible, inevitable...

Hice tarde con los chicos de Norma en Rius i Taulet, con los primeros petardos del día... una vez pasan cinco minutos ni te inmutas. Un friki supremo hablaba al móvil, no por él, las jarras de clara fresquita hacía del escenario algo la mar de apetecible, vino Amamía, y después Cate, italiana la pobre, el lunes fue un mal día para ser italiano en España... La ambientación se completaba con una lluvia de flores amarillas que caían de los árboles, ni Miyazaki podría haberlo montado mejor... Con la caravana fuimos a Antifaz a cerrar unas firmas; el jueves 17, por la tarde ahí estaré, a hacer dibujos y a subirme el pavo...

Volví a BOB cansadete y un poco carajilla, la clara parece que no hace nada, pero si tomas las suficientes... Ahí Libia se portó, preparó una especie de fajitas de pollo y nos suministró un invento genial que lo peta en Argentina pero que yo no conocía aquí, la Cafias, Cafiaspirina, Aspirina con Cafeína, quién necesita Anfetaminas, nen... menudo chutazo, y de venta en farmacias... qué sociedad la nuestra...


Yo pontificando sobre cualquier mamarrachada.

Una cervecita, otra, no sé cuantas más, copas, recopas, cava, qué me yo qué más, y el espíritu empezó a enardecerse, la colectividad estaba en llamas... Dieron las doce y ya no quedaba nadie sereno, entró la chocotorta de Libia (una tarta de cumpleaños casera que toman los argentinos, obra de Jess), al borde de las lágrimas... muy emotivo todo... Seguimos "bebiendo, fumando y sin parar de reír", cantamos éxitos de Disney a pleno pulmón y nos dispusimos a salir.


Aina y Roc cantan a Balú.


Roc, Libia y Edgar, los anfitriones.

Mis últimos recuerdos claros de la noche:

• Le dije a Edgar que no fuera con la mochila cargada de bebidas, que hay servesa bíar a un euro en cada esquina, Edgar me ignoró con mucha clase.
• Cogí la bolsa de papel con los trastos que quería quemar.
Me pillé el dedo con la puerta del ascensor y sangré sobre la bolsa, rehusé las asistencias, noche fuego y sangre... muy pagano, perfecto.
• Quemé una esquina de la bolsa, hice caso al Roc y la apagué antes de tirarla al contenedor de basuras... estaba ya un poco punki.
• Vi un coche de policía justo a mi espalda mientras hacía esta operación, le di las gracias a Roc por su consejo.
• Encontré una botella de cristal antigua pintada a mano, hice caso a Sara y la rompí en mil pedazos.
• Me limpié la herida y me puse una tirita de Jeloquiti...

Y llegamos a la verbena de la calle Verdi... las fotos que ilustran este texto son fieles a la realidad... luces que se mueven, gente, humedad, calor, noche... vivir...


Edgar y Roc, "somos súper colegas, tío..."


"Veinticinco mujeres, cincuenta tetas..."


Libia, la Ameba y Sara.


Libia cumpliendo años y Pancho, argentinos en Barcelona.


Jess es Jem Super Star, Xavi y Roc.


El metal...


Este ambiente había en la calle... qué de tías, ¿no?


Enseñando mis nuevos empastes.


Edgar chopado en cubata, a saber quién tiene esa fea costumbre...


Aina tomó algo que no nos dijo.


Cuánto guapo, cuánto estilo...


Xavi, Jess, Roc, Aina, la Ameba, Libia, Pancho y un par de colegas del que tiraba la foto.


Al lorito con en Álex...


Luces que se mueven...


Más luces que se mueven... Ese díyey, no se enrolla...


Edgar y la cumpleañera.


En su momento me pareció buena idea subirme ahí, pero ya no sé para qué...


La Sara y el Daviz... ¿qué andaríamos mirando?


Un marrano meando.


Punkis que tienen peor otrografía que yo, al otro lado le dábamos unas pataditas a un balón.

El martes me levanté sin resaca ninguna, cansado, sí, pero resaca cero. Una ensaladita fresquita y a la playa. No hacía muy bueno, pero, mira, apetecía.

Cuando vivía el Barcelona solía ir a Castelldefells, que es una playa preciosa, muy larga, con todo el sitio que quieras, un sitio bien... en cambio la de Barcelona, después de la noche de fiesta estaba sucísima, petada de gente y resacosa... me encantó. No fue la calidad de la arena ni las aguas cristalinas, fue el barrillo que había, me tengo que hacer un tatu o algo, que si no, no vales nada, unos patines, un esquéit, un sombrero... lo que sea...

Hacía un montón que no me bañaba en el mar y había unas olas estupendas... como un niño me lo pasé...


Yo soy el ballenato que se zambulle en la cresta de la ola.

De camino a casa una birreta y un paseo para ir sequitos en el metro.



Ducha, modorra y a cenar al bar del Álex. Xavi, Jess, Roc y después el Édgar. Unas cervezas en el Monchito y a Gracia... La ciudad estaba entera de resaca, pero algo se acabó haciendo... En el Heligábalo nos encontramos con Libia, pero a las tres de la mañana ya nadie tenía combustible... De vuelta a BOB Libia se despidió de su cumpleaños encendiendo el primer petardo de su vida, un trueno gordísimo que habíamos encontrado en la playa, un resto de la noche anterior... Las alarmas de un par de coches nos echaron en cara la gamberrada, perro, mira... era su cumpleaños...

Ya en casa de los chicos dimos buena cuenta de los restos de la noche anterior, les infecté con el vicio de los blogs y ya a la camita.

El miércoles me levanté fresco como una lechuga, era mi día, a eso de las doce una entrevistilla telefónica con el Jaime de 20 Minutos, un clásico de Zaragoza, un chico muy majete... Aún no la he visto, pero no estuve muy bien, tardo mi ratico antes de funcionar en las entrevistas... Enigüey, que necesitaba unas fotos mías con el Espiral para ilustrar el artículo, y a ello se pusieron el Roc y la Libia; aquí mis preferidas.


Fotos de Roc y Libia

Por la tarde bajé andando hasta Norma, está bastante cerca de BOB, así que me tomé mi rato para pensar en la presentación y en las cosas de verdad importantes de la vida, como que voy a ser tío o que vivo muy bien... Me encontré con uno de esos sitios curiosos y desconocidos de Barcelona.



Es un sitio que me encanta...(+ info)

Me reuní con los chicos de Norma y fuimos a la Fnac para preparar el evento.


Àlex no tenía claro como iba a quedar la cosa.


Manu que ejerció de fotógrafo, gracias, nen.


Jordi, diseñador y friki, muy friki.

Estuvo bien, pero yo esperaba más de mí mismo, me enrollé mogollón y no supe muy bien qué hacer con el tiempo... De todas maneras la mayoría de la gente que había eran conocidos, quedó en familia.





Amaiur, qué maja que es...


Jose (una habitual ya de mi blog) y Flor.



Una cosica, qué momento más tontorrón... Estaba haciendo unos dibujillos de esos que se hacen en las firmas de tebeos y oí una voz familiar... más bien una cadencia, era la Bea, nos miramos y como llevados por un instinto natural nos fundimos en un abrazo... vamos a ser tíos... qué bonito...




Amaiur, Arnau y Carles... Ya no trabajan juntos.

Firmé hasta que cerraron la Fnac y fuimos a cenar a un chino malísimo ahí al lado. Como nota para la posteridad; lo de las presentaciones y sesiones de firmas y tal son un poco rollo, porque invitas a los amigos y luego no les puedes hacer ni puto caso... acabas quedando mal con todo el mundo, lo dicho, un poco mierda...



En la cena ya pude hablar con mi gente, estuvo bien, se me van conociendo los amigos, es bonito.


David Navarrot, Silvia, Aina, Jess y Francis.


Raul Pite.


Pere, que hasta bebe haciendo Kung Fu.


Roc, Libia, Navarrot y Silvia.

Después de la cena fuimos al IT, en Joaquín Costa, un sitio de estos modernos que parecen las peñas de mi pueblo, con sillones viejos y gafapastas...


Aina y Roc, inseparables.


Libia lleva dos meses así, encantada de la vida.


Jess y Raul, ¿se puede ser más moderno?


Pere y Francis, cuánta felicidad... qué alegría.


Aina y Roc, las piernas de Álex y Libia.

Unas birritas, unas risas y hale, a darlo todo en el Sidecar.


Los chicos son guerreros...

De camino de vuelta, una parada en Rambla Cataluña antes de separarnos de Álex, hablamos de la vida y de las cosas buenas... Álex es un sabio, tiene un pensamiento profundo y un verbo claro y sencillo, siempre encuentra la metáfora más adecuada... es de los grandes.


Rambla de Cataluña por la noche.



El jueves me puse en marcha, unos tebeos en Norma y al bus, dar los últimos retoques a la fiesta del Tiger por teléfono y a esperar... Me hicieron la espera más llevadera unos gitanillos de Tarrasa muy majos.



En casa todo eran prisas, el calor de Barcelona es más pegajoso, pero un salón pecera cerrado cuatro días a treinta y cinco grados es un buen horno.

Y a ver el partido en el Tiger; decisión de última hora, no tuvimos en cuenta cuándo organizábamos la movida hace semanas... los avatares de la Euro... pero al final la cosa quedó en apuesta arriesgada, si perdíamos la peña iba a estar perezosa para salir, pero si ganábamos lo íbamos a petar, o eso hablamos la Pili DJ y yo mientras criticábamos el bajo rendimiento de Güiza, y ZAS, en toda la boca, golazo de vaselina tras un pase que parecía como si el mismo José Tomás se hubiera materializado en Cesc Fábregas... pedazo de partido, ahí ya nos hicimos a la idea de que la noche estaría bien. En declaraciones posteriores de un gañanazo de la tele oí lo que iba a ser el jueves:

España entera
se va de borrachera


Siguiendo el fútbol con atención.

Y en el Tiger tuvimos nuestra dosis, lástima que mi cámara no estuviera muy fina, le empieza a tocar relevo... No pude tirar muchas fotos.


Unos siniestros que se nos juntaron... son la ternura personificada.


Maite y compañía, pero qué estilosa eres...


Graciela que se llevó un montón de tebeos.


Jesús, que ya parece parte del mobiliario, como uno que me sé yo.


Fran, que majo, cuánto tiempo.


Las postdatas, haciéndolo tan bien como de costumbre.


Jesús, Daviz y Pablo, cuánto sex appeal junto, madreeeee.


Anabel con la camiseta edición limitadísima de Espiral.


Lourdes, no os dejéis engañar por la cara de buena que tiene...


La Castañ, la Soraya y el pelo de ¿Nieves?


Los valores del cómic aragonés... saldos...

Muchos amigos, muchos tebeos, mucho ambientillo, lo pasé muy bien; cuando llevaba tres cervezas dos vinos y tres copas decidí dejar de hacer dibujitos... por razones obvias...

Una vez ya me dediqué a deambular con mi papa, la cosa mejoró, pude hablar con mi gente y agradecerles su presencia... Gracias por venir maños, me lo pasé muy bien.

Cuando Anabel cerró el chiringuito dimos con nuestros huesos en el Azul, hacía tiempo que no iba, y cierra tarde, es una alternativa. A casita.


Un pavo que me encontré el viernes.

El viernes por la mañana me despertó un emo de correos con una emulta de tráfico (je... a mí me hace gracia...), recordé entre mi estupefacción y mi mala leche por mi brusco despertar a deshoras la conversación con Pere sobre los emos y su capacidad para despertar la violencia en la gente a su alrededor... El pobre se estaba haciendo un lío que te cagas para romper un papelito mientras yo me quedaba frito en la jamba de la puerta...

Recados mañaneros, llenar la nevera y una siesta, la idea era recuperarme de los excesos de la semana, ponerme al día... lo típico. No hubo horas en el día, se me echó la noche encima y tuve que recurrir a una CafiA para terminar de matar la resaca y salir de nuevo.

Últimamente los viernes están más flojos de gente, pero siguiendo el sabio espíritu de Naty de nunca retroceder y nunca rendirse conseguimos sacarlo adelante, desde el más sincero cariño anoche fue "La noche de las exes vivientes", marciana a tope, pero muy entretenida, un beso desde aquí, chicas.

Y ya estamos en sábado otra vez... habrá que salir un poco ¿no?

Claro.

Mañana ganamos a Alemania y a celebrarlo, será el partido de Torres, y para el lunes... algún plan pillaré, vaya que sí.