2008/07/31

Norgüey

Ya estoy aquí.

El lunes, justo después de postear me fui a comer la buena de Ale; los malos hombres y las buenas mujeres, un cóctel de lo peor... espero que lo lleve mejor.

Me metí en el metro esperando encontrarme con el minotauro en cualquier momento, qué pasillos más largos y retorcidos tiene el metro de Madriz... Y me indigné cuando un´torno del aeropuerto me exigió un euro extra para salir en la T3... Me pasé en mi reacción, al fin y al cabo, dos euros por ir al aeropuerto no es dinero.

Ya me junté con los chicos para subir al avión. Confieso que tengo la cabeza en muchas cosas y que estoy yendo un poco a mi pedo... estoy reflexionando sobre cosas importantes; bueno, una en particular, pero ya os pondré al día cuando se vaya aclarando.

Vuelo sin incidentes, casi me quedo frito en el despegue, da un poco de pena ver que esas cosas ya no hacen la misma ilusión que antes.

Llegada a Oslo; un tren muy rápido y muy bonito, un pastón. Noruega es MUY caro.

Al salir de la estación me encontré con una ciudad que más me recordaba a Stockwell que a una capital escandinava, suciedad, dejadez, franquicias. Empiezo a cogerle manía a las franquicias, igualan todas las ciudades y les hacen perdr carácter.

El hostal está bien, me siento un poco fuera de lugar, la gente es muy joven y están como de viaje de estudio, de fiestuqui, vamos.

Hace calor, mucho calor, tengo los esquemas rotos y me voy a dormir en una litera, renace el miedo a caer.

El martes amanece soleado muy pronto. No son noches de sol, pero hay un crepúsculo constante; de día el sol no termina de subir ni de bajar, pasas de la media mañana a la media tarde a lo largo de todo el día, y se me hace muy cansado...

Desayunamos en una cafetería moderna y con encanto, la ciudad ya tiene otro color, hemos huído de la zona más céntrica, un par de calles, y ya parece otra cosa.

Antes de las once estamos en el puerto, barcos de madera antiguos nos acompañan mientras esperamos al ferry que nos llevará al museo de los Vikingos. Yo me esperaba otra cosa al subirme al barquito, un mínimo movimiento en el mar, pero el día es bueno y el fjordo de Oslo hace un puerto natural muy calmo, en el corto trayecto imagino las aguas surcadas por drakkars cargados de poderosos guerreros, ahora turistas con riñoneras y chanclas con calcetín.

La península donde está el museo ya es utra cosa; mansiones nórdicas con el estilo que te imaginabas al ver la postal. El edificio del museo tiene planta de cruz y un coro, supongo que sería una iglesia en origen, dentro hay tres barcos vikingos, uno casi totalmente destruído por el tiempo, otro un poco mejor y otro en una forma envidiable, me temo que se han pasado en su restauración; o eso o los antiguos noruegos consiguieron que sus tallas en madera fueran resistentes al agua y al paso del tiempo... La pieza que hace de mascarón de proa y de quilla está rematada en una espiral, y es el símbolo del museo y un icono nacional, sale en las monedicas... También hay un montón de objetos de la época, una artesanía en madera de un gusto exquisito y de una calidad técnica apabullante.

Hace calor, Noruega no tiene aire acondicionado, no lo necesitan. Me salgo a la calle y me duermo una siesta en una campa verde, me despierto rodeado de Noruega, ya estoy aquí, ahora sí, todo es verde y de postal.

Volvemos al puerto, a por la otra atracción turística, la fortaleza, pero antes nos tomamos un kebab tamaño vikingo sentados en el parque. Los noruegos aprovechan cada rayo de sol para estar en la calle, y no dudan en ponerse playeros en el parque. La fortaleza es un poco decepcionante, pero las vistas son bonitas. Voy haciéndome a la idea de dónde está la belleza del país.

Esta mañana el tren. Para contribuir a mi aislamiento tengo asiento en un vagón aparte, duermo un par de siestas y al abrir los ojos estoy fuera de Oslo y en plena naturaleza, esto es lo bonito de este país, sus paisajes. Cruzo bosques jalonados de granjas y comienzo la escalada a la meseta, el agua aquí es un bien común, como el sol en España, la vida le acompaña. Bajamos en Haugastol, un apeadero a mil metros de altura, junto a un lago, ya subiré fotos cuando las tenga; no estoy tirando muchas, me acompañan dos chicas de gatillo fácil y ya van haciendo.

El viaje hasta Eifjord en autocaravana es un poco incómodo, bajamos mil metros en treinta kilómetros, el paisaje es inédito para mí... es tan diferente que se me hace muy hostil.

Llegamos a casa de Águr y Fabry, las dos niñas, unidas a la que traemos me superan por un momento, pero la felicidad de estar con los amigos me trae de vuelta.

Cena estupenda, por fin buena comida, gracias.

Todavía queda un poco de claridad al fondo del fjordo, pero yo me quedo dormido.

2008/07/28

Etapa Primera: Madrid

Por fin mis pies se acercan un poquito al suelo... un par de pulgadas... aún no lo toco.

Ayer, casi sin dormir y con resaca no alcohólica cogí el bus por los pelos. Banda sonora... me da un poco de palo decirlo... el directo de Miranda... ayer era el día... Un viaje muy mierdera, tenía el billete delante de la mampara que hay encima de las escaleras de atrás y así no hay quien estire las piernas; no dormí ni un segundo; cambié la banda sonora: Facto DelaFé y Las Flores Azules, más moña no se puede ser. Todo el viaje estuve departiendo con la Penélope, una de esas grandes de la noche que ha reaparecido para goce de Zaragoza.

Llegada a Madrid. Prometo que venía con intención de que me gustara todo; pero cuando salí del metro me pareció una ciudad fantasma, julio en Madrid... todos los bares cerrados, ni un sitio en el que me dieran unas bravas... Pasado el impacto inicial y descansado del peso de mis dos mochilacas la cosa se asienta.

Quedo con Román en Gran Vía, tal vez el sitio que más odio de Madrid, pero ver a un amigo tan amigo después de tanto tiempo, da para que merezca la pena. Cena en un japo y a discutir de política, ordenadores, el futuro... las cosas de los chicos... Es genial tener amigos así; da igual que tengas el día malo o que no hayas dormido, el tiempo no ha pasado después de un abrazo.

Consideraciones sobre Madrid:

Es una ciudad bonita, está llena de rincones muy interesantes, calles estrechas con encanto, gente guapa, tiendas de todo... Tiene su carácter.

Nunca he venido de visita, siempre de paso, no es justo para juzgar Madrid.

La Gran Vía es una calle muy desagradable para el visitante ocasional, hay mucha gente que anda muy rápido, franquicias de todo tipo, mucha vida... Me recuerda a las Ramblas; no me gustan las Ramblas.

Hay mucha gente en Madrid que está de paso, que está unos añitos y luego se va, el sentimiento de colectividad es diferente al de Zaragoza. Es una capital muy comercial, tiene un dinamismo empresarial flipante, la gente cambia de trabajos sin parar, están mucho por el trabajo.

En septiembre u octubre tendré que venir un fin de semana largo, sólo a visitar la ciudad, para ver qué tal va la cosa, con un guía local experto en terraceo y tapeo. Entonces podré juzgar con más tino.

Sin más me voy a dar una ducha, un paseíto ¡y a Oslo!

2008/07/27

G

Gaudeixo amb goig del globo solar glowing, en su guarida tras las golfas del los edificios que gustosos gozan con galbana el ganar en gravedad a los gandules que gravitamos en grupo en esta graciosa bola que llamamos tierra...

Aunque ganar el premio gordo no es garantía de grandeza.

Ge, ge, ge...

2008/07/23

David on Tour 07/07

Julio en Barcelona, qué guay... Había calor, humedad, turistas, música, amigos...

El martes llegué tarde, la web de Alsa, que es una mierda, no me dejó elegir mi bus... cogí el que pude. Llegué y ya estaba la canalla en sus puestos. El viernes anterior habían celebrado el cumpleaños de Roc y habían dejado la decoración, la verdad es que queda muy bonita... Unas samosas para comer, se les coge el gusto... Nada, fui a ver al Pere, está enganchado a tope con el Wrestling, es una fuente de conocimiento refriki... lo mejor. A la noche quedé a cenar con los Normeros y exNormeros en un pedazo de ático de unos italianos muy majos, comiqueros también. Gracias, Giovanni, gracias Claudio, sois unos anfitriones cojonudos. Después, y con la envidia por su casa todavía en mi retina fui al rabal a copear con Roque y Édgar; salir entre semana tiene otro rollo, me gusta, es más tranqui, hay sitio en todos lados... se está bien, sobre todo en verano. Unas cervezas bíer en Gracia y unos Fifas en BOB. Caí muerto en la camita.

El miércoles comí con Carles, está con astenia de verano, dice que se le pasará, espero que sí. Por la tarde Roc nos dio una clase magistral de animación al Narvalot y a mí, demostrando que es más importante saber lo que haces que saber usar un programa, es un crack. Engañamos el David y nos fuimos a cervecear y a la Gavina; lo que siguió era evidente, no te puedes tomar una clarita sólo... Acabamos en el Heliogábal, un bar de Gracia con mucho carisma, el verano acabó haciendo de las suyas, claro...

El jueves tenía que afrontar mi sesión de firmas haciéndome cargo de los excesos de la noche anterior, que fueron severos, hice un dibu para Ramón, un tipo de palabra y fui directo a Antifaz. Allí me trataron muy bien, el público de esa tienda es especial, frikis como todos lo somos, pero nada agresivo, muy llevable. Pude hablar tranquilamente con la gente, de normal no se puede hacer, mucha cola, pero mira, con tranquilidad, mejor. No faltaron amigos, Marco se llevó una auténtica obra de arte, ah! y como de la nada, apareció mi casero, un señor muy majo, todo sonrisas... La cosa acabó a las ocho pasadicas, más de tres horazas dibujando... se vendió bien, eso me gusta. Nos pasamos al Flanders, donde curra el Édgar, y allí ya nos bajamos al Rabal a cenar con Amaiur y sus chicas. Es divertido, entre las chicas, cuando llega una cierta independencia, se genera una dinámica que se repite mucho... se convierten en las chicas de Sex in the city! Eso es que la serie está bien hecha. Bueno, cenamos en un tal Kabara, un restaurante muy jipiBarcelona, sin aire acondicionado, con un espectáculo de "Cabaret Dadaista", si alguna vez lo veis en algún sitio, huid, es una mierda, una tomadura de pelo desfasada... en general, el Dadaísmo no lleva a ningún lado, y más hecho sin criterio... Nada, que después fuimos a tomar copillas al Betty Ford, un bar del Rabal, uno de esos donde van todos los esquéiters tiradillos del Macba... tiradillos que cagan pasta, porque el sitio es carete y con un rollo elitista de los que le encantan al Román; allí nos juntamos con la canalla, y hale, a darnos al vicio. Nos cerraron y para casa.

El viernes ya llegaba el Summer Case; había que prepararse... Fui a comer con Álvaro, al japo bueno. Fue una comida diferente, hablamos de futuro, de la vida, de las cosas... hemos acabado con CatWoman, después de tanto tiempo, hay que pensar en cómo lo haremos para volver a trabajar juntos... me encantará. Luego un metro, con el aipoz, hasta el Fórum a las seis, donde empieza la minisección:

Summer Case Barcelona 2008!

Como siempre llegué con pocas ganas, pereza ¿Iba a estar bien?¡Qué pedazo de festival! Claro que estaba guay...

Sin problema encontré a Raul a tiempo de ver los We are Scientists con Silvia y el cacas. Un directo potente, pero bueno, bien, bien... Para empezar a entrar en calor. Ahí ya nos encontramos con Héctor, el hermano de Raúl, que venía festivalero a tope... más majo todavía que al otro lado de la barra.

Un paseíto por el recinto para llegar a Glasvegas, una banda de rock noventero, bien, pero aún no estaba en el humor...

Grinderman en cambio ya estaba mejor, me encontré con Pablo Tiger, Fernando y la Ismene, Nick Cave ya lleva un montón de años subido en los escenarios y se nota, mucho.

Luego, a cenar, precios desorbitados para cenar allí, pero por un día... pagas comida de mierda como si fuera un manjar.

Ya con energía fuimos a ver el mejor concierto de la noche... Verano, temperatura ideal, la luna roja llena y Blondie. Debbie Harry nunca ha sabido cantar, nunca ha bailado bien, pero le sobra presencia en las tablas... y la banda... es cojonuda, tocan de muerte. Tocaron mayormente sus hits, centrándose en hacer a la gente pasar un buen rato, Debbie Harry, vestida a juego con la escenografía, nos tenía a todos bajo su dominio, hipnótico, como una dominátrix; y respaldándola, su banda, potente, muy potente.

Que no soy un fan de Interpol lo sabemos todos, pero es un grupo que hay que ver. Tocan muy bien, pero no son un directo para un festival de verano, aún con todo, merecen la pena.

A Maxïmo Park los vi de bajón, desde la grada, cansado por los bailes en Blondie y los empujones en Interpol, suenan bien, pero no pude casi disfrutarlos.

Me fui con el Pablo a la carpa pequeña, que suerte, porque descubrí a Midnight Juggernauts, una apisonadora eléctrificada con bocóder, me lo pegué bailando como un poseso, la camiseta ya me rezumaba sudor, pero quería más.

Etienne de Crecy me defraudó un poco; primero lo malo... no me va su rollo, blandito, muy de escuchar y no tanto de bailar, que es a lo que iba yo... Lo que se lleva es el premio a los mejores visuales, sencillos pero muy, MUY eficaces, progresaban en complejidad a medida que avanzaba el concierto, cuando lo dejé, por aburrimiento, estaba todo pillado con las lucecicas...

A Primal Scream ya los había visto, así que oí un par y me fui a la carpa Levi's a bailar lo que fuera.

El postre estuvo a la altura, 2manydjs, baile y buen rollo. Me han contado que no cambian su puesta en escena, pero... ¿para qué? Mezclan musiquita y te la dan para que la bailes. No me hizo falta más.

A casa destrozado... por suerte Pablo me llevó en coche, gracias, co.

El sábado tenía la lección aprendida del día anterior, e hice una ensalada de pasta gigante y me puse tibio, hasta las orejas.

Esta vez venía con Roc y Jess, el mismo equipo del Primavera Sound.

Habíamos quedado con Raúl en el concierto de los Kooks, que resultaron ser un descubrimiento, música para ir en coche. Guay.

Dorian me sorprendieron, había oído el disco muy por encima y no me había triunfado, pero en directo se lo montaron muy bien, empezaron con las blanditas y acabaron muy electrónicos, por supuesto, su versión de "Cualquier otra parte" en vivo era el plato fuerte y se lo sabían, la hicieron durar lo suyo. Tuvieron un momento de recuerdo para Sergio Algora que se hizo muy bonito.

A Los Campesinos los pudimos ver desde muy lejos, parece que la gente no estaba por ver The Breeders; estuvieron bien, mucha gente en escena y muy jóvenes, un grupo al que habrá que seguir.

Me fui con el Raúl que me había preparado un bocadillo cargado de amor, de camino un poco de los Kings of Leon, pero cené viendo a Biffy Clyro, un grupo jevi, jevi, jevi; guitarreo a tope y caña de la buena... Con la cena y el cansancio del día anterior me dio la modorra.

Algo me decía que el concierto de Facto Delafé y las Flores Azules iba a estar bien, todo el mundo decía que iba a ir, así que fuimos con tiempo para coger buen sitio, qué bien hicimos... Fue el concierto del día para mí, y todos lo pasamos muy bien, aunque Jess lo haya obviado en su blog... no es muy popular decir que te molan unos tipos tan babosones; las apariencias es lo que tienen... Yo sólo había oído el grupito este en casa de la Bea una tarde, pero ya sabía que me iban a molar. Estos chicos destilan buen rollo, son guapos modernos y de Barcelona, Román seguro que no les traga... pero yo caí enamorado; Bea ya me dijo que la nena que canta me iba a encandilar, lo que yo no sabía cuánto, que monada, por el amor de Buda... una de las mías, vamos... Este grupo hace hip-hop/pop/tripjopero... trip-pop? Bueno, unos jipis que te lo flipas; me he buscado unos vídeos para que veáis cómo se lo hacen:

El sonido es pésimo, pero el ambiente era tal cual...


Niñas cantando...


No es del concierto, pero para que os hagáis a la idea de lo majos que son en el escenario


El concierto me dejó EXTASIADO, aún sigo aterrizando, me he hecho fan, pero eso era evidente... Los chicos jugaban en casa y le sacaron partido, en el mejor concierto del sábado.

De refilón vi a los Sex Pistols, pero no me llamaron nada la atención.

CSS era una de las principales razones para ir al Summer Case, ya sabía que tocaban fatal y que el espectáculo era bueno, la pena es que no me sorprendieron, tal vez tenía demasiadas espectativas, tal vez el concierto anterior me había impactado demasiado, quién sabe. Enigüey, unas chicas muy majas que no tuvieron reparos en empezar antes de tiempo y darlo todo.

Los Kaiser Chiefs estaban abarrotados, oí un par de canciones y ya... estaban totalmente inaccesibles, lástima.

Tenía el cuerpo a tope y ganas de seguir con la fiesta, así que le metí un ratico a la carpa de los pinchas; un poco zurrutero, pero bien. Ahí ya se vino la Tamara, una jevilona clásica.

A Foals los oí un momentito de pasada y no me sonaron mal, otro día.

Ya era la hora de Tiga, los Planetas tenían a todo el público popero y lo entretuvieron durante más de hora y media, los más fiesteros nos fuimos al escenario Walkman y disfrutamos de una sesión muy progresiva y muy dura, después de una hora dándolo todo recogimos los bártulos y encaminamos nuestros cansados cuerpos a la salida.

Reflexionando, ¿qué habría pasado si no se hubiera caído del cartel M.I.A.?¿Se habría hundido Barcelona en el mar? El festival fue estupendo, no hay quejas, me lo pasé muy bien y todo el mundo estuvo estupendo, me han quedado ganas de repetirrrrrrr!

Fin de la minisección.

El metro volvía bastante petado, qué suerte que ahora funcione 24 horas en fin de semana... Al llegar a Paseo de Sant Joan un pedazo de gilipollas me cortó el rollo; se dedicaba a hacer trompos a toda pasta chocándose con coches aparcados y lo que pillara. El karma ya le pillará, ya.

Subimos a casa y nos encontramos con que el Édgar tenía una fiesta montada con una gente que se había encontrado en la calle, venían de una terapia de grupo pero eran majos. Se fueron cuando repuntaba el sol, pero aún nos quedamos un rato más pelando la pava, muy guay... me recordó a las mañanas del Iglú.

El domingo hice un arrocito muy rico, con gambas al ajillo. Luego, acompañé al Roc a la casa de la familia al lado del parque Güell, un sitio precioso, qué envidia. Luego unas cervecillas donde el Édgar y luego a ver al Ratón, hacía mucho que no le veía. Cenamos en un sitio que se llama "La Caravana", que lo lleva un árabe muy simpático, fue cena espectáculo como la del jueves pero en divertido y sin pretensiones. Luego noche de billares a tope en el Calexico... Édgar estaba jugando con el Fruitty Loops en casa y ya nos pusimos a cantar y a dibujar y a hacer el mongolo hasta muy tarde... Qué buen broche para la semana.

El lunes recadicos y a casa.

Desde ayer tengo a unos señores albañiles tirándome los techos para cambiarme el aire acondicionado. Por lo menos son majos, aunque ya empiezan a amenazar con que no me lo acaban el viernes... ya se verá.

Yo sigo con los preparativos de mi viaje a Noruega, hoy, toda la mañana de recados. Parece mentira lo que se avanza si estás organizado...

Oh, antes de irme. Mis padrinos, unos seres humanos excepcionales, unos soles de amor, me han dicho que digo poco que soy canario. Soy canario. También soy de Dueñas, y maño, claro... y de Gracia... Por qué ser de un sitio solo ¿no?

2008/07/14

Firmas en Antifaz



Pues nada, querido público, que sigo con la promoción de Espiral; el jueves en Antifaz a eso de las cinco, haré dibujitos y estaré simpático que te cagas. Que no falte nadie...

2008/07/13

La Flor de la Noche

Mi primer fin de semana de vacaciones, y cómo no, no era como esperaba. No quiere decir que fuera malo, ha estado colmadito de sorpresas.

El jueves quería salir un ratito, ir al Tigre, tomarme un par de chismes y volver a casa a acabar mi trimestral de autónomo... sí, la contabilidad... Todo hay que decir, la muerte de Sergio Algora ha sacudido todos los flequillos y gafas de pasta de Zaragoza, todo el mundo empezaba las conversaciones con aquello de "¿te has enterado de lo del Algora?" Sí, me enteré el mismo miércoles por la mañana a primera hora, y no, no le conocía. La fama y la reacción de la gente ante la muerte me generan una cierta incomodidad; no termino de saber cómo actuar... Al tema, el Tigre ya había cerrado y me pasé al Belmondo con el Juan. Entré y no habñia nadie, literalmente, en un instante apareció Juan con la cantinela de lo del Algora, todo el mundo tenía anécdotas con él, debió ser un tío majo... Un par de cervecitas en la más absoluta intimidad, unas de esas tapitas de pan y queso tan ricas y a casa.

El viernes hacía calor, mucho calor, conseguí fuerzas para salir por la mañana a hacer papelotes y arrastrarme a casa a dormir una siesta pegajosa de tres horas... Llamé a Bétur, pero está de brownies y no podía salir, me hice a la idea de salir solo, iría a ver al Javi un rato y luego casita, prepararse y a salir. Llamé a Roc para felicitarle los años y Roc, que es un muchacho, me recordó cómo funcionan las cosas, que me iba a liar y que mejor salir ya preparadico. Cuánta razón... Llegué al Tigre directamente y sin pasar por casa. Es raro salir solo, vale que iba a un sitio donde conozco a los parroquianos y no iba a estar colgado del todo, pero mira, siempre hace raro; me adosé al Pablo y al Dani y me fui de copas con ellos... Un cambio de recorrido nunca está mal. Fuimos al Green, la Mar organizaba un sarao y había que estar, yo estaba dispuesto a ir a cualquier sitio menos a casa, así que me pareció bien. Me encontré con Cristina mina, hacía mucho que no hablábamos y nos tomamos unos machacaos a la salud del Perrito, fue un momento tierno. Otra copa en el Tigre y a la Guacis. La misma gente que en el Green. Chapamos y a recogerse. Pablo me acompañó al chino de los bocatas y tan a gusto, a las ocho a casa.

El sábado me despertó la Chipionera a las doce, todavía mi organismo no se había limpiado e hice frente a sus males cardiacos con mi mejor atención, que no era mucha; pero suficiente para desvelarme... Apocalipto y Ala Triste, y corre que te corre al chino para cenar con el primo Iván y los andorranos. Qué majicos que son... Enseguida se fueron y nos quedamos los machotes, el Chus, el primo y yo, unas copas por aquí y por ahí pero no había ambiente y bajamos a la Casa Magnética. Allí siempre hay gente, siempre petao... ¿cómo lo harán? Salimos a la hora de cierre, ya no quedaban fuerzas y más por principios que por ganas fuimos a la Z. Yo estaba para morilme, y el agua me estaba haciendo mucho bien; me acordaba de aquel pensamiento antes de los tres últimos rollitos de pollo Pekín, este de "me va a sentar mal...", pero la gula es uno de mis pecados favoritos; chino y salir, mala combinación, vayan con cuidado. Allí, por azares del destino, estuve pelando la pava con una encuestada; pero ya hablaré en otra ocasión sobre este tema.

Hoy he disfrutado de una genialidad, "Más extraño que le ficción", un predazo de película. Luego cenaré con la Chipionera, a ver qué tal.

2008/07/10

¡Vacaciones!



Heyyyy!, mi querido público...

Hacía días que no escribía, pero había una razón de peso.

Después de dos años y medio he terminado CatWoman; otra serie más que cierro... soy un fiera...

Ahora tengo una mezcla de sentimientos un tanto extraña. Lo primero que siento es alivio, por fin acabó, estaba cansado, ya no hay fechas de entrega en mi vida, durante un tiempo puedo hacer lo que me de la gana, qué tranquilidad... Después viene un cierto punto de incertidumbre, son muchos años ganándome bien la vida con un trabajillo fijo, ya fuera con Fallen Angel o con CatWoman, ahora no hay nada en el horizonte; tengo mis proyectos y está Macho haciendo su trabajo, pero por lo menos hasta septiembre no quiero hacer nada. También estoy ilusionado, ahora pienso en mi futuro, aunque intente no hacerlo, y veo un sinfín de posibilidades, no tengo compromisos de ningún tipo con nada ni con nadie, mi vida es mía, y es una sensación muy agradable, hacía mucho tiempo que no estaba así.

Ya me he puesto mis deberes para el verano, pero son cosas que no estoy obligado a hacer, las hago porque quiero y a mi ritmo... Quiero escribir una comedia de triángulo amoroso, una especie de Amarillo Enamorado 2, pero sin coartarme, lo tengo medio pensado, creo que quedará divertida; para esto quiero europeizar un poco mi estilo, leí el Píldoras Azules del Peters y me encantó el dibujo, suelto, guarro y rapidito... perfecto para mí... también quiero separarlo estilísticamente de Espiral, ya veremos qué sale. También quiero hacer un poco de dibujo del natural, nunca he dibujado con modelo y ya es hora. Me apuntaré a francés, que por una cosa u otra siempre lo voy dejando... Viviré más tranquilico... lo de las fechas de entrega es muy matador, aunque me consiguiera una semana libre siempre estaban allí... Tengo mil proyectos más, me voy de viaje, a conciertos... pero bueno, las cosas normales. Es como mi verano del '96, cuando acabé de estudiar... lo mismo pero con canas... y algo más de pasta, bueno.

Han pasado cosicas esta semana... no todas buenas, claro, un par de soplos de la parca que nos recuerdan que tienes que vivir con todas tus fuerzas... La gente hay veces que me mira raro cuando hablo de la muerte... Me jode la muerte, claro, pero me hace valorar el tiempo que tengo antes del olvido, que llegará, seguro... Bueno, que me estoy yendo del tema... Han pasado cosicas, buenas y malicas, fui espíker el sábado y se me dio bien, salí victorioso en una encuesta y me he ido poniendo al día con las cosas...

EL dibujo que ilustra este post es una colaboración para Bull Damn City del Pere, me encanta hacer estos dibus chorras, ahora estoy con uno para las firmas de Antifaz de la semana que viene, en un par de días lo veréis aquí.

Estoy de vacaciones, y no recuerdo cómo se hacía... sigo haciendo papelotes y cumpliendo con los compromisos que me quedaban, ahora tengo planes y no obligaciones, pinta bien.

Bueno, un post un poco profundote, los próximos más ligeros, seguro.