2008/11/26

Como al pito del sereno

Hola, chiquets.

Hace días que no escribo, no es porque tenga un alud de trabajo, es porque tengo unos horarios más que complicados...

El cumpleaños fue bien, faltó mucha gente para la fiesta del sábado, pero los incondicionales sí que estaban, al final son los importantes.

El viernes (hoy es miércoles) noté que el agua caliente no salía demasiado caliente, no pasa nada, va un poco a rachas... El sábado ya me duché con agua templada. Por la tarde ya no quedaba agua caliente.

Qué raro que una cosa así se estropee el fin de semana ¿no?

Pues sí, se estropeó el fin de semana.

El lunes por la tarde tampoco funcionaba, pero ya daba igual, una notita en el ascensor y mi portera la Lola me informaron de que cortaban el agua martes y miércoles (ayer y hoy).

Son las siete... ¿tenéis agua?

Yo no.

¿Y para eso me vengo yo a vivir a Sagasta?

El caso es que como soy alquilado, mi opinión vale cero, nada, nil, rian de rian...

Así que aquí seguiré, acumulando sabor, para hacer una sopita con el agua que quede después de la ducha que me daré algún día...

Es que no hay derecho...

Ah, ¿os hablé del guión que me tenía que llegar el quince de octubre (sí, hace seis semanas)?

Pues yo tampoco lo he visto... si alguien lo tiene, que me lo mande, hombre...

2008/11/11

¡Feliz cumpleaños, Davizzz!



Hoy es mi cumpleaños, la fiesta más importante del año.

Este año una invitación currada currada, he quedado muy satisfecho, treinta y tres años, la edad de Cristo, quién me lo iba a decir... nunca pensé que algún día sería un señor... un señor de treinta años, vaya...

La fiesta es el sábado y se promete de las buenas.

De momento me regalo la entrada 200 a mi blog.

Feliz cumpleaños.

2008/11/05

Espectáculo Electoral

Anoche me quedé a ver las elecciones yankis, menudo espectáculo.

He estado pensando últimamente en la capacidad de los americanos para el espectáculo, saben hacerlo muy bien. En sus películas no hay límites, les da igual la verdad, lo que quieren es una buena historia, les da igual que un coche explote en la cara de la chica y que ella se levante toda mona sólo con un pequeño cortecito en la cara, que las pistolas tengan balas infinitas... todo por una buena historia.

Obama había ganado Ohio, ya sólo se trataba de ver de cuánto ganaba la presidencia. Ahí había una historia, un espectáculo, con banda sonora incluida.



Tenemos a Barack Obama, tiene un nombre exótico, hijo de un inmigrante keniata y una blanca blanquísima de los USA, educado por un hawaiano, gran estudiante, vivió en Indonesia, renunció a una carrera prometedora por el trabajo público en Chicago, muy presidenciable. Alto, guapo, un orador excelente, vendiendo esperanza, el sueño de que no hay límite para América, que se puede hacer algo mejor, vendiendo grandeza. En Europa nos tenía ganadicos nada más salir.

En frente un rival a su altura, su némesis presidenciable, republicano moderado, adalid de la independencia, a la izquierda de la derecha, héroe de guerra (hay una película sobre su cautiverio en Vietnam), condecorado, herido de guerra, un hombre de convicciones, con clase. Confieso que me gustó mucho cuando dio su único discurso fuera de campaña, el de renuncia.

Vámonos un añito o así atrás.

McCain gana las primarias contra dos pastores evangelistas, partía como el tercero en liza, el de relleno. Más conservadurismo evangelista bushiano o un candidato centrista representando los mejores valores del partido republicano, no hubo lucha.

La favorita, Hillary Clinton, mujer del presidente americano más popular de la historia reciente, con experiencia en el cargo... la primera mujer presidente, años de experiencia en Washington y frente a ella un idealista sin casi experiencia un tal Obama.

Hillary gana en New Hampshire, feudo demócrata de toda la vida, nada nuevo, pero ahí, el derrotado Obama dice un discurso inspirador, no habla de cosas concretas, de lo malo... habla de ideales, de cosas por las que merece la pena luchar, de ideales imposibles, y te convence de que se puede hacer todo, hasta ganar unas elecciones...

Poco a poco avanzan las primarias, Obama ofrece otra cosa, ecos de grandeza, Hillary es más pragmática, sabe lo que hay... Pero Obama va ganando algún estado, va ganando relevancia... los medios le adoran, internet le adora, es nuevo, es moderno...

Antes de darse cuenta, Clinton está empatada y no tiene manera de dar la vuelta a su discurso, Obama convence, ofrece sueños, Clinton realidades...

Hillary le ataca todo lo posible, en todos los campos... Pero Obama ya es imparable, tiene un aura de presidenciabilidad que le acompaña.

Barack vence tras unas primarias durísimas, vence a un enemigo a priori superior, vence inspirando a sus seguidores que son legión... se le ve como presidente, es cosa de tiempo.

Cuando empieza la campaña presidencial está empatado con McCain. Ahora se lo juega todo, puede ser el primer presidente negro de Estados Unidos, traspasa esa ocasión histórica al electorado, sigue con su tono, ideales, una América mejor... McCain no lo ve venir como no lo vio venir Hillary, hace una campaña al uso, centrándose en lo pragmático. No hay posibilidad...

Gana Obama, arrasa.

Poco a poco van cayendo los estados bisagra, los que rompen el empate, todos del lado de Obama... ya no se puede hacer nada, tenemos nuevo presidente.

La noche electoral... qué espectáculo, qué discursos. Aquí no tenemos presidentes así, aquí no montamos espectáculos así.

Porque aquí no somos así.

McCain ha perdido, aparece en Arizona, acompañado de su tándem y su familia y suelta un pedazo de discurso, un discurso con el que podría haber ganado... Habla de sus sueños de ser presidente, de la importancia de que América esté unida para la dura época que viven... habla de sueños, habla de respeto y de honor... Se le ve un político de talla. ¿Habría ganado con otra estrategia? No lo sé, tal vez sí.

Pasa media hora larga, Grant Park en Chicago se llena, 250.000 personas se concentran coreando el nombre de su nuevo presidente, Jessie Jackson llora a moco tendido, Oprah lo mismo... El mundo entero mira maravillado a la historia, está justo ante ellos... Un idealista, un soñador va a ser presidente de la mayor súper potencia de la actualidad... ¿puede ser mejor?

Y aparece... con su familia, reparte besos y ellos se apartan.

Barack es un gigante, la realización nos lo enseña, ha vencido a dos rivales muy duros, tiene una audiencia expectante y les espera con una sonrisa, los gritos siguen, el ambiente está calentito... se han cumplido las esperanzas de muchos millones de votantes que viven un momento inolvidable.

Cuando la gente se calma un poco, él empieza a hablar, en una ocasión tan grande, él empieza a dar las gracias a los suyos, su familia, su equipo... tiene un punto anticlimático, al final no es más que un hombre... Pero está en su terreno, es un gran orador, sin darle impotancia ha ido subiendo la intensidad del discurso, ahora empieza a hablar de sueños... de lo importante que acaba de pasar... lo equipara a los grandes hitos de América... poco a poco él se convierte en América, en el sueño americano... y cuando el auditorio ya ha explotado... nos lleva al futuro, un futuro prometedor... pasa del "Yes we can" al "Yes we did".

Cuando acaba, a todo el mundo se le queda la sensación de satisfacción de que los sueños se cumplen si crees en ellos...

El sueño americano...







Sólo unos pequeños flecos...

Últimamente estoy muy interesado en la manera de contar historias y durante toda la historia me he ido quedando con detalles.

¿Por qué Hillary seguía en la batalla cuando había perdido? ¿Para hacer todo el desgaste posible a Obama para que no se lo hicieran los republicanos? ¿Para que la batalla por las primarias le diera más publicidad a Obama?

La campaña dirigida directamente a buscar voluntarios, gente de la calle... haciéndolo desde abajo... internet fue suya desde el primer momento...

Llegamos al momento del discurso...

Tenía unas mamparas antibalas rodeándolo, cuidadosamente filmadas para que no se notaran.

En un momento, mira a una cámara que tiene a sus pies y sonríe, como si mirara a su público... un gesto directo pasa sus telespectadores...

Estaba todo muy cuidado, muy medido, y vendido como si fuera lo más natural...

Será que he visto mucho El Ala Oeste de la Casa Blanca...

Lo de anoche fue una película muy buena, a ver cómo acaba...

Descentrado

Hola, chiquilicuates.

Jo qué de días que no escribía... espera que mire... ¡Más de un mes! Pero qué falta de cariño es esta...

A ver... qué he hecho en este mes y pico...

A ver, a la vuelta de Barcelona me puse a currar en una cosita de Marve, a ver qué tal sale, lleva tintas del bueno de Alvarito, y he visto un par de paginitas... muy monas...

La vuelta al trabajo de verdad me ha pillado un poco a contrapelo, lo he cogido con ganas, pero no termino de encontrarme, es bueno, pero se sufre un poco.

Un bocetillo como adelanto.


Entre medio me fui a Beceite, un pueblo de la Matarraña, una zona muy bonita de Teruel, una fotico. No entro en detalles, cotillas.


Después llegó el Pilar, me lo pasé bien, no salí como el año pasado, pero algo se fue haciendo. Con el tiempo le he cogido el rollo a todas estas cosas...

Este año fue un poco al revés que de costumbre; normalmente empieza con calor y acaba con un frío que te cagas. Este año fue al revés, empezó con frío y acabó con un calor la mar de rico, y duró... qué bien... un verano que no quería acabar y un otoño que no acababa de animarse, por mí, guay.

Paseo Independencia sin tráfico, me pegué un paseo la mar de rico... Me gusta que de vez en cuando se puedan recuperar las calles para los peatones.



Había gente para aburrir en Zaragoza, para unos días mola. Me fui a ver "Quemar después de leer" la de los Cohen, muy divertida.


... luego unas tapitas, hubo suerte y pillamos sitio en una mesita... todo muy bien. Hacía una noche estupenda.


La enviada especial de "La Ameba Rumbosa" en París captó este documento impagable, no modificó la escena... ocurrió asín... Gracias, Chipionera.


Paseo nocturno por la Zaragoza del último día de pilares. La pilarica vestida de flores...


El Pilar de gala.


El Ebro muy de cerca. Un rato antes de los fuegos. Hizo frío esa noche.


Una Vespa preciosa, un viernes por la tarde. Hacía muy bueno, comí en el japo con Javi, Cris y Mai.


Luego tocó el cumpleaños de Fernando en Barcelona, los últimos días de buen tiempo... Comiendo en la plaza del MACBA.


El día veintisiete, cosas mías, me fui de paseo y me paré a tomar fotos de los cines Goya en la calle San Miguel de Zaragoza, ¿no son más bonitos estos que los multisalas de los centros comerciales?


Llevo una temporada disperso y no he estado por colgar una serie de imágenes muy interesantes:

Una amiga trabajando.


Lo creáis o no, una portada de un tebeo, real.


Un fotograma de un anime muy chulo, ya no recuerdo el título, pero los bichos me parecieron una monada.


Así que entre tanta cosa y tanto no parar, sin saber cuándo me llegará el guión, me he puesto a hacer un Espiral de los míos... Será una historia cortita del Jordi, pero le he cogido el gusto a hacer bocetos de estos y mira... aquí están.



Y os dejo, a ver si tardo menos en volver a contar algo.

Yo me quedo viendo los ressultados de la noche electoral de los USA, espero que gane Obama, pero hasta que no lo vea, no me lo creo... soy así.

Un saludico, os quiero, chiquets/etas.