2009/11/23

Mira que hace tiempo...




Cuates unicelulares, mi pequeño portátil Mac, ha muerto...

Bueno, no exactamente, he sido herido de muerte en la pantalla y sobrevive con ayuda de una pantalla externa.

Seis años de duro servicio a la causa, de estar con todos los puertos llenos (como si fuera Lucía Lapiedra!), de verse actualizado en el software, pero nunca en el hardware, de estar amortizado desde hace años... ha sido un ejemplo de servicio y será sustituido con honores cuando me traigan ese pedazo de pepino nuevo que me voy a comprar.

Mis amigos, que lo son, para aliviarme el sufrimiento me han regalado por mi cumpleaños (34, gracias!) un Netbook que me va a acompañar en mis próximos viajes como la mochila de Pocholo.

Últimamente no he posteado nada porque estoy demasiado ocupado, todo ha sido culpa del trabajo que se comporta de manera intermitente, a acelerones, lo que a la larga está bien, pero a la corta no. Por el maldito Facebook que me permite informar y estar informado a base de frasecitas (del Twitter no hablaré porque no me ha triunfado bastante), de mi mascota del Pet Society, el bueno de Locachotis, y por mi otoño viajero que ríete del tío Matt.

Lo más popular de todo esto, mis fotos de viajes!!! Con vosotros, los links, para que os lo disfrutéis:




Y os dejo con el firme propósito de escribir más.

(Ja-já.)

1 comentarios:

se hace camino al andar dijo...

jaja!! que bien!! como mola locahcotis!!! y que buenos amigos tiene eh que te han regalado un portatil!!??
joer...
bueno querido maño, hasta la prox. besos