2010/10/27

Spitfire


Supermarine Spitfire, el avión más bonito de la segunda guerra mundial.

Ala elíptica y motor Rolls-Royce Merlin, el caza más popular de la Royal Air Force.

El gusto por éste y otros aviones, por la fantasía en general y mi respeto reverencial por Bruce (Willis y Lee) son regalos que me dejó mi hermano Rogelio que murió hoy hace 18 años. Desde aquel 27 de octubre y hasta hoy han pasado muchas, muchísimas cosas y en todas en mayor o menor medida se nota su influencia, es más, se nota su ausencia de influencia.

Tengo la cuenta pendiente de hacer algún día una novela gráfica contando con calma toda la experiencia.

Para hoy sólo compartir el momento que le dediqué en el '96 durante mi corta experiencia londinense, otro 27 de Octubre plomizo y nocturno, visité el monumento a los caídos de la RAF y no sé por qué, sonreí.

2010/10/25

Breakdance en Irán!

Ozono y turbina, ¿dónde estáis cuando toca defender el orgullo patrio?

Xavi, eres el más grande...

2010/10/21

Unos vídeos para desengrasar



Demasiada cultura es lo que veo aquí... demasiada cultura y poco cachondeo...

2010/10/17

Lunes 18 de Octubre en Fnac Plaza España



El próximo lunes 18 de octubre Graciela de Torres Olson y yo presentaremos en la Fnac Plaza de España a las 20:00 h el cómic Antonio Maenza: el cineasta olvidado, redivivo (Tropo Editorial).

El encuentro tendrá lugar dentro del marco de la IV Muestra Audiovisual Aragonesa, PROYECTARAGON y contará con Mario de los Santos como maestro de ceremonias.

A continuación se proyectará el vídeo "Antonio Maenza visto por Hortensia/Beánce".


Una oportunidad tan buena como cualquier otra para vernos las caras y empezar el curso como es debido, que lo sabe todo el mundo, hasta después del Pilar, en Zaragoza no se acaba el verano... tenemos una reentré de las buenas, sí.

Héroes T2 (2)

Esto me pasa por chulito.
Hace un añito escribí sobre la segunda temporada de Héroes, decía que era un preludio para la tercera y que no estaba tan mal.
Error.
Antes de ver la tercera y cuarta temporadas me he puesto al día... porque me había olvidado!
Debo cambiar mi veredicto sobre la temporada 2, es sinceramente olvidable...

2010/10/15

Death Note

Bueno, vale, está bien... nada más...

Empieza con fuerza, una situación que da bastante de sí con dos protagonistas muy bien traídos que son sólidos y funcionan.

Pero a medida que van pasando los capítulos empieza a alargarse de manera un poco artificial, las tramas empiezan a no conducir a ningún lado hasta que aparece la chica, ahí la serie toca techo y empieza a caer cada vez más rápido.

¿Es que en Japón no hay abogados?¿Es que un estudiante y un profesor no tienen los mismos horarios?¿Metro setenta y nueve y pesa 59 kilos?¿Misa no tiene padres?¿Un estudiante de 17 años ayudando a la policía a resolver casos?¿El mejor estudiante de Japón que aspira a ser policía?¿"L" tiene los recursos para construir un rascacielos en tres meses?¿Un arma como el Death Note en manos de un señor para su uso arbitrario?¿Secuestrar y desviar la ruta de un avión de pasajeros así como así?¿Mafiosos que actúan como niños de parvulario?¿De qué sirve apuntar a alguien entre cuatro personas si le da tiempo para sacar un arma, disparar a uno de los que le apuntan e irse corriendo?

Y a medida que va avanzando la cosa pasan cosas aún más ridículas. Hay un par de veces que los giros argumentales parecen ocasiones para dejar atrás sus defectos estructurales y empezar de nuevo con mejor pie, pero es casi peor, llenan al espectador de ilusiones que truncan antes mismo de empezar. Un despropósito.

Lo que no puedo perdonar es ese último episodio en el que todos los personajes cambian de personalidad de golpe, la pena negra, oiga.

Todo esto y mucho más va llenando de agujeros una buena idea. ¿El secreto de su éxito? Sus personajes protagonistas (los detectives) y la estética gótica de los demonios y la Idol Girl...

Las hay peores, sí, pero no son ésta.

2010/10/14

Bansky, los Simpson y el Arte Moderno


Cada día más entiendo a los "istas" de principios del siglo veinte.

El arte de los museos está muerto.

En los museos lo único que me gusta son esas exposiciones que rondan más la sociología o la divulgación que lo que es el arte en sí mismo, el museo como espacio de aprendizaje, porque el arte moderno ya no me comunica nada. He llegado al punto en el que rara vez veo algo que me guste.

La televisión, los videojuegos, los conciertos (Massive Attak este sábado fue una pasada), los tebeos, internet, la calle! todo ha avanzado más que el arte que ya no impacta ni por técnica ni por contenido, el arte aquel murió con Warhol, se pervirtió en un asunto de compras y ventas...

El mundo en el que vivimos está globalizado y es interdisciplinar, las cosas que interesan no se pueden encerrar.

Esta semana nos hemos visto sorprendidos por un invitado a los títulos de crédito de "Los Simpson", el graffitero-filósofo-sociólogo-periodista Bansky, un señor que regala su arte al mundo y nos hace pararnos a pensar realmente sobre el mundo en el que vivimos, es un tipo incómodo.

Bansky siempre ha permanecido en el anonimato, en el underground más recalcitrante y acaba de salir de su guarida para presentar un documental sobre su trabajo, curiosamente ahora también aparecen sus títulos de crédito para los Simpson.

¿Y por eso tanta fanfarria?

Pues sí, más allá de firmar en las calles de Springfield con su tag y de poner a Bart a repetir en la pizarra que no pintará en los muros, alarga la escena y cruza al otro lado del televisor haciendo crítica de las malas condiciones de trabajo de los países orientales, fuente de mano de obra de occidente, siempre en una manera muy Simpson, y culmina con un logo de la 20th Century Fox totalmente customizado que vale de por sí una mención.

Enhorabuena a Bansky por volver a dar en el clavo, enhorabuena a Matt Groening por atreverse a trabajar con Bansky y enhorabuena a la Fox por dar cabida a la libertad de expresión.

Así, por mí, los Simpson pueden durar otros veintiún años más.

Fringe T2

La primera estaba bien, sólo bien, y la segunda no me aporta demasiado tampoco, entretenida, se deja ver y muy bien realizada.

No tengo unas ganas locas de verla ni me atrapa de verdad.

Todas las series no pueden ser obras de arte, las hay más mediocres o tal vez que no me llegan tanto.

Mad Men T3

La fórmula empieza a agotarse.

El shock de las dos primeras temporadas al conocer estos personajes tan alejados de lo que somos hoy por hoy ya está superado, ahora queda ver si lo que nos están contando es interesante.

El protagonista vive la vida que se ha hecho para sí mismo, y le va bien, pero no se puede huir hacia adelante para siempre, es la hora de pagar las facturas y no se le ve demasiado preparado para algo semejante.

Es una serie humana muy bien realizada, con personajes muy bien interpretados y muy interesantes, esos son sus fuertes.

Sus debilidades. Que tal vez me esté perdiendo algo, que tal vez sea el Cuéntame americano, que lo que me pasa es que no tengo los conocimientos de historia, pero es que me falta algo, no le veo un rumbo, se me queda estático, como un retrato.

2010/10/13

El Pilar y el carril bici

Habiendo tanta acera... ¿qué hacen por lo verde?

Desde que me mudé me he hecho asiduo de los carriles bici de Zaragoza, fuente inagotable de úlceras de estómago.

Lo de tener carril bici es fenomenal, están bien puestos, han crecido un montón y más que deberían crecer, ahora ya no hay que preocuparse (casi) de que te atropelle un coche, ahora el peligro es no llevarte por delante a un transeúnte.

¿Por qué si vemos (como peatones) unos carriles pintados de verde en el suelo sentimos el deseo irrefrenable de caminar por ellos?¿¡Es que estamos locos!? Ya lo sabemos, si tiene bicis pintadas, es que van a pasar las bicis por ahí, y no me refiero a tu adorable sobrina a ritmo de niña en una bici de Hello Kitty con sus ruedas a los lados, estoy hablando de un maromazo bien crecido con una bicicleta enorme, llena de aristas y más rápido que un coche... ¡APÁRTESE, SEÑORAAAAA!

Encima te echan la bulla...

Yo paso con un metrito de separación y aviso con el timbre, pero parece que no es suficiente. Me voy a poner un claxon de camión y voy a esperar al último segundo para avisar al distraído peatón y me reiré cuando le de un ataque al corazón! Así soy yo.

Hoy hacía una tarde estupenda y mis pulmones enfermos (llevo un catarro guapo) no me permitían ir a mi velocidad de Bicivolador, la Brompton de Javi es una pasada, hoy iba de paseo, y menos mal. Los clásicos peatones invasores de carriles bici iban más empanados que de costumbre, ¿por qué? Porque iban disfrazados de baturros y baturras con sus aparatosos trajes regionales... ¿Lo positivo?, que se les veía desde lejos ocupando los dos sentidos del carril, lo negativo, que por mucho que le diera al timbre no se daban por enterados. Afortunadamente, sonreían a mi paso dejando escapar a su niño interior...

Una semana más y a su niño interior habrá que sacarlo del carril bici con rasqueta.

Resumiendo; no me caminen por el carril bici, no me esperen al semáforo en la zona del carril bici, no me esperen al bus en el carril bici, piensen en el carril bici como en una carretera peligrosa y pónganse alerta cuando oigan un timbre si están en el carril bici, podría ser lo último que oyeran.

Friday Night Lights


¿Por qué le pongo cuatro estrellas a esta serie de instituto americana?

Por los riesgos que asume a la hora de pintarnos el retablo del fútbol de instituto (fútbol del de mentira, claro), porque aprovecha para intentar recordarnos a los adultos las incertidumbres por las que se pasa a esas edades. Porque no se pasa de edulcorante. Porque los buenos no siempre ganan (a la primera), porque no es todo un camino de rosas.

Sin equívocos: tiene todos los tópicos que cabe esperar de una serie así, pero los afronta con inteligencia.