2011/04/26

El futuro es posible

Me hago mayor, qué malo es.

Ya pensaba que toda la juventud era una panda de borregos sin iniciativa, pero vi en Buenafuente a este chaval (bueno, le llamo chaval porque es muy joven, mis disculpas) este caballero, un joven que de la nada, con esfuerzo y talento se ha montado una empresa prometedora.

Que si fuera un concesionario de coches o una macrodiscoteca no me causaría ningún extraño, pero no, es un sistema operativo con un concepto de base muy avanzado y simple a la vez.

Lo mejor de este señor, Pau García-Milà, es su fantástica capacidad de comunicación, la lucidez de sus argumentos y la auténtica modestia que muestra.

Felicidades, Pau, y gracias.