2011/04/25

Ponte los guantes primo

Y yo que las ficciones ochenteras
no me las tragaba... 
Estaba haciendo la compra, verduras, en el Mercadona de al lado de casa y una señora, sin duda con la mejor intención, me dice:
S: Ponte los guantes.
Yo: No, gracias, llevo las manos limpias.
S: Es que hay que ponerse los guantes.
Y: No se preocupe, si hay que lavar las verduras igualmente.
S: Pero es que ###### gérmenes ######.
Y: Gracias, pero llevo las manos limpias y las verduras hay que lavarlas igualmente.
S: [No sé qué y no sé cuántos].

Me voy a pagar y la cajera, cumpliendo órdenes, me comenta que a partir del ocho de mayo se acabaron las bolsas gratis, que tenemos que concienciarnos.

Total, que lo suyo es que nos enteremos todos de que sólo quieren nuestro dinero.

Se quitan a un par de trabajadores de la frutería con lo de que te lo peses tú mismo, la charcutería te la venden ya en plásticos, la carne y el pescado casi casi.

Total, que me tengo que poner guantes, llevarme un montón de paquetes enormes súper contaminantes y encima les tengo que pagar por las bolsas? Esas son las bolsas que uso yo para tirar a reciclar las cantidades ingentes de plástico con las que me obligan a convivir.

Si quieren colaboración, que empiecen ellos, que pongan verduleros con guantes y charcuteros con papeles biodegradables que yo me encargaré de llevar a reciclar como un buen robot cívico.

Si lo que quieren es mi pasta, me tendré que pesar yo las manzanas y tendré que pagar un precio desproporcionado por unas bolsas que necesito para deshacerme de los residuos que su sistema me obliga a producir.

La pena son los colaboracionistas que ejercen de Stasi desde la buena voluntad.

Yo lo que debería hacer es ir a la frutería de barrio con mejores precios, mejor producto y mejores embalajes. Lo de reciclar me lo empiezo a repensar mucho.