2011/06/08

Mañana de detalles

Hoy me he levantado con el firme propósito de hacer un recado que llevo retrasando bastante tiempo; comprar minas HB del 0,5 de todas las marcas para ver de una vez cuáles son las que me gustan, una cuestión de detalle. Tienen que manchar lo justo para que no emborrone y suficiente para no arañar el papel, una cuestión de detalle.

Con eso en mente llevaba un espíritu observador, así que me ha dado para ver el mundo que me rodea.

He ido a mi banco de toda la vida (ya he hablado de mi bancario un par de veces aquí) y me ha recibido el director, que es muy majo, sólo dejo la imagen última que me ha regalado:

Un señor con traje subido a una silla de oficina imitando a un mono pajillero.

Si eso no fideliza a un cliente, ya me dirás por qué me voy seis oficinas más allá de la que tengo más cerca... vale que un banco es un banco, pero es que este señor es un artista.

Ah, hoy me ha llegado a la memoria el día que me entró un apretón cuando estaba en su oficina e iba a salir escopeteado a casa a hacerme cargo y el bueno de mi bancario me dijo "No, hombre, no... ve al de empleados..." eso es bonito, ya puedo decir sin mentir que he cagado en un banco.

En el camino a otra sucursal del mismo banco un coche de la secreta con sirena puesta se ha puesto a circular por la acera, la imagen de un coche avanzando hacia mí por la acera me ha dejado petrificado, estaba esperando para decidir hacia qué lado saltaba (como en las películas!).

Ya en la otra sucursal, la principal de Zaragoza, el cajero, el hombre más gris del mundo, explicaba a un cliente cómo hacer un ingreso en el cajero. Eso empezaron a hacerlo hace unos años "para que no tengas que esperar" y para que nuestros amigos los bancos se ahorren otro empleado.

Después he ido a mi otro banco, aquel en el que el director se acomoda las pelotas descaradamente mientras te negocia las comisiones... qué imagen.

Mientras me atendía una amable señorita me he percatado que todos los empleados de banca que veía eran mujeres, espero que el acomodapelotas no tarde en jubilarse, qué imagen...

El resto ha sido más o menos normal, bueno, los "tienes un momentito" estaban especialmente agresivos hoy. Es un error concentrarse siempre en los mismos sitios... si se pusieran en Sagasta por ejemplo, pillarían más.

Como nota final sobre las minas; en tres tiendas grandes sólo he encontrado tres marcas, habrá que buscar más.

2 comentarios:

Copypaste dijo...

¿Y si descubres que las minas buenas son las difíciles de encontrar?

A veces el exceso de información es malo.

David López dijo...

Bueno, he hecho mis pruebas y las que mejor rinden son las Faber Castle, que afortunadamente son fáciles de encontrar.

Si fueran las difíciles de encontrar compraría un buen montón con la esperanza de haber cambiado de gustos cuando las terminase.