2011/07/24

Adiós, Amy

Ya me había despertado con la noticia de la masacre en Noruega, días extraños, estamos ya acostumbrados a la locura de los hombre.

Lo de Amy, no por menos anunciado me pilló más de sorpresa. Es la misma historia tantas veces repetida, lo andaba rondando, otra al club de los 27.


Una cantante espectacular, una diva de los excesos, me dio (y me dará) muchas horas de disfrute, era la que me acompañaba en esos días en los que necesitaba una ayudita para sacar la mañana adelante o me daba ese puntito canalla que tan bien sienta cuando se necesitaba. Afilando el colmillo.


Se acabó la fiesta, ponte los zapatos planos y vuelve andando a casa, haciendo tus eses con el frescor de la mañana y el estómago pidiendo la hora. Supongo que te mereció la pena.
Nos vemos en tu disco póstumo, nunca sabremos qué escondías en el moño.