2011/11/18

Ahora resulta que no había salida fácil...

No es momento de peleas partidistas y disputas
Una cosa quiero dejar clara antes de meterme al asunto: vivimos en democracia, afortunadamente, y hay que aceptar y dar la bienvenida a la alternancia de poder, el pueblo es soberano y no se equivoca en sus decisiones.

Otro día nos podemos poner a discutir si éste es el mejor modelo de democracia o si los poderes políticos se pliegan a los intereses económicos.

Y otro, con más calma a reflexionar sobre el papel que han tenido en la situación en la que estamos los medios de comunicación, que han estado actuando como empresas únicamente interesadas en sus fines particulares y no en ejercer su deber constitucional de vigilar el funcionamiento del las cosas.

Ahora al tema.

Resulta que ahora Mariano (noniano) después de tres años de machacar con que él sabía cómo acabar con la crisis y que el único problema era Zapatitos y que si cuando llegara él la cosa se iba a solucionar de un plumazo... ahora resulta que no, que no tiene una "varita para acabar con la crisis" que si va a haber que hacer muchos recortes que no van a gustar a nadie. Y lo más sangrante, que para salir de la crisis hay que estar todos unidos y trabajar juntos...

Después de siete años de confrontación total y constante, de trabas al gobierno, de zancadillas, de declaraciones minando la credibilidad del país y de la acción política de los dirigentes del gobierno, de deslegitimar cada medida... ¿pides el apoyo de todas las fuerzas políticas? Durante esta última legislatura el partido de Mariano (Rajoy, no mi hermano Mariano, mi hermano es muy cabal) ha mostrado un nulo sentido de estado y ningún patriotismo. Por otra parte, espero que tenga el apoyo de toda la cámara.

Va a hacer recortes que no van a gustar a nadie y además no sabe si serán suficientes para salir de la crisis. El problema no es salir de la crisis en sí, es en qué condiciones queda la sociedad una vez se salga, yo pago impuestos, y más que pagaría, por tener sanidad, educación, infraestructuras, pago un estado para estar protegido, si no me vas a dar nada a cambio de mis impuestos ya me dirás para qué tenemos un estado.

Me hizo gracia que durante un mitin decía algo así como los ciudadanos van a tener que hacer esfuerzos... (no recuerdo las palabras exactas) y ahí se retrataba, aunque este tipo de lenguaje es común a todos los partidos del arco parlamentario, ¡nuestros políticos no se consideran parte de los ciudadanos a los que representan!

El estado es un acuerdo al que llegamos todos los ciudadanos para dotarnos de una serie de beneficios, renunciamos a ciertas parcelas de libertad individual y llegamos a una cierta serie de compromisos y obligaciones para tener un marco de convivencia en el que compartir una sociedad, el estado somos todos, el dinero del estado es nuestro dinero y el deber de nuestros representantes es representar nuestros intereses, no les debemos nada, so ellos los que nos lo deben a nosotros. Con frases como la del párrafo anterior dan a entender que ellos son los pastores y nosotros el rebaño, que ellos hacen y deshacen y nosotros no tenemos nada que decir, sólo podemos cambiar de pastor, pero la lana es para ellos.

Aquí no hay inocentes, hemos crecido durante los años de bonanza a base de pedir prestado, ha sido un crecimiento totalmente ficticio y se ha gastado muchísimo dinero que ahora hay que devolver, la cosa es ver cómo se devuelve, la responsabilidad no debe recaer sólo en el que ha pedido ese dinero sin saber (cómo pensamos que podríamos) si lo podría devolver sino en el que arriesgó más de lo prudente prestando al que no podía devolverlo (hablo de estados y bancos). Cuando un banco te presta dinero se lleva un interés, majo por otra parte, en el que está su beneficio pero asume un riesgo, y ese riesgo es que puedas tener problemas para cobrar.

¿Opciones?

No soy yo el administrador, pero creo que pensar a largo plazo y no repetir los errores que nos han traído aquí estaría bien, el tan cacareado liberalismo no es la solución y un estado como el chino SIN SANIDAD PÚBLICA GRATUITA Y UNIVERSAL (lo pongo en mayúsculas porque es un escándalo) no es el modelo.

Pagar la deuda, porque las deudas hay que pagarlas pero no de hoy para mañana, renegociarla en los plazos e invertir en estimular la economía, subir los impuestos, que los más ricos paguen más, contención presupuestaria, gastar lo menos posible recortando lo menos posible pero todo esto recordando que el estado debe servirse a sí mismo, o sea, a los ciudadanos.

¿Qué votar? Yo ya he votado, por correo, y creo que el voto debería ser obligatorio. No votar con miedo, sin miedo a la crisis, sin  miedo a la alternancia de poder, sin miedo a votar a un partido minoritario, sin miedo a tomar decisiones.

Para el qué pasará, me apunto a la predicción de Ramón Lobo.