2013/02/21

Sociedad sin consecuencias

Hoy en mi transitar diario por el carril bici me he encontrado con una situación perfectamente ilustrativa de la situación no ya política sino social que atravesamos.

Iba tan ufano yo por mi carrilito, a una velocidad aceptable, hacía una temperatura perfecta, llevaba mis luces reglamentarias, incluso un pequeño retrovisor para tener más seguridad, cuando se ha cruzado ante mí un coche que ha ido a estacionar entre la acera, el carril bici y el paso de cebra. Adjunto fotos.





Yo he avisado a la conductora con mi timbre, tal vez no se había dado cuenta de que estaba entorpeciendo el paso.

La conductora ha salido del coche y me ha mirado como si no estuviera allí y le he dicho en un perfecto aragonés "Pero chicá".

Y ella, con ademanes borbones, ha dicho "Perdón, perdón". Y ha seguido su camino sin importarle a quién podía molestar con su coche.

Estupefacto, sólo he podido repetir "¡Pero chicá!"

Y la muchacha, otra vez borbónica, ha repetido "Perdón, perdón", ha accionado el cierre centralizado de su coche para asegurarse de que lo dejaba bien cerrado y sí, ha seguido camino.

En mi indignación ante semejante acto de falta de urbanidad he tomado estas fotos mientras buscaba una patrulla de policía para denunciar este atropello, no ya de las normas de circulación sino de la más mínima educación. Por supuesto, no había policía, las unidades están vigilando la sede del PP, no para detener a los de dentro, sino para asustar a los de fuera.

En un mundo con consecuencias, con un mínimo orden, le debería haber pintado en las puertas un pene goteando usando las llaves de mi casa, o habría probado una patada de karate contra el espejo retrovisor… pero mi madre, que siempre me recordó que soy hijo de un empleado, me enseñó que eso no se hace.

¿Qué sociedad tenemos? Vemos que todas nuestras instituciones hacen aguas y apestan a las peores podredumbres humanas, a avaricia sin fin, a orgullo mal entendido, a mentira y a deshonra ¿dónde están los culpables de que estemos así?

Aparcando donde les da la gana.

2 comentarios:

Pablo dijo...

Siento ser un cínico de mierda, pero opino de verdad que la política es, simple y llanamente, un fiel reflejo de la población a la que representa. Como cuando le dices a alguien que tal político (uno al que ha votado) ha robado no sé cuántos millones y todo lo que obtienes es un "bah, si todos roban". Lo único que esto indica es que si esa persona estuviese en un puesto de similar responsabilidad haría exactamente lo mismo.

Luis Miguel Ferrer dijo...

Llevas retrovisor en la bici? pffff....