2014/04/17

El asunto Asselin

Hay veces en las que hay que posicionarse y hoy es una de ellas.

Vamos a los antecedentes.

El once de Abril Janelle Asselin en su sección de CBR diseccionaba por qué la portada de un tebeo en particular era muy incorrecta.

Hasta ahí bien, hablaba del machismo en los cómics de súper héroes, tema recurrente en su discurso y la necesidad de hacer los cómics algo más inclusivo, otro de sus temas. Se podrá estar más de acuerdo o menos, pero las reacciones que suscitó fueron más allá de lo aceptable, insultos, descalificaciones (asuntos a los que desafortunadamente estamos ya acostumbrados en esto de los cómics) y hasta amenazas de violación.

Eso no se puede permitir, por parte de nadie. No se puede justificar. Está mal.

El problema de fondo de toda esta historia es que hay un poso de machismo inmovilista que no quiere aceptar el hecho de la entrada de la mujer en el mundo del cómic, como profesional o como lectora. Es un hecho, las mujeres quieren leer cómics y los cómics tienen que adaptarse a esta nueva realidad. Y es bueno que se adapten.

Egoístamente, con mujeres comprando tebeos la audiencia potencial se dobla, con mujeres dibujando tebeos la diversidad de visiones se duplica y el adolescente friky, nerdo perdido (hablo de mi yo adolescente), ahora podrá tener algo de qué hablar con las chicas.

En resumen, no entiendo por qué alguien no puede querer compartir sus cómics con las chicas.

Estoy contigo, Janelle.

P.D.: Mi primer trabajo en la industria americana me lo dio Bobbie Chase, una mujer, mi primera serie me la dio Lysa Hawkins, una mujer, la editora que me abrió la puerta de Marvel y de los X-Men fue Jeanine Schaefer, una mujer, mi editora actual es Sana Amanat, una mujer, los cómics que dibujo a día de hoy los escribe Kelly Sue DeConnick, una mujer. Todas ellas son personas con muy buen gusto (me eligieron a mí), con mucha sabiduría y tan frikis como yo o más.

Más reacciones sobre el tema, aquí, aquí y aquí, es sólo una muestra, pero seguro que hay más.


CORRECCIÓN:
Las amenazas de violación aparecieron en ese momento en la encuesta que hace Asselin sobre acoso en el entorno del cómic, la información de los hechos bien explicada por Heidi MacDonald aquí.

3 comentarios:

Kôsen dijo...

Ole tú! :)

copypaste dijo...

A mi me parece que la crítica que hace de la portada es un pelín absurda. Vale que el cuerpo de una adolescente no sea como el de wonder girl, pero es que las adolescentes tampoco tienen superpoderes. Ni las tetas ni el top son realistas, pero es que el cómic tampoco lo es. Se acerca mucho al que "haces leyendo dibujetes sobre tios que llevan la ropa interior por fuera" o al "son 22 tios en calzones persiguiendo un balón".

El problemna es que ha querido criticar una portada sexista sin mencionarlo. Me parece mucho más interesante y directo tu artículo que el suyo.

Otra cosa son las hostias que se haya podido llevar la autora cuando haya tratado el tema de una manera directa y honesta.

David López dijo...

La portada es muchísimo más que mejorable, eso es un hecho.

EL sexismo en el cómic es el tema principal de la columna de Asselin.

Estamos muy acostumbrados a que sólo se digan cosas buenas en las críticas, que si algo es malo solamente se responda con silencio y así tenemos los tordos que tenemos.

Si no puedes soportar una mala crítica, aunque no estés de acuerdo, no te dediques a esto. Creo que Asselin no llegó a la descalificación personal en ningún momento.

Si el mes que viene a Asselin le pasa algo, ¿qué reacción tendremos?