2007/11/26

Transformers

Debo ser un fricazo (que lo soy), pero me ha gustado...

Ayer, domingo tarde, con unas patatuelas y unas gaseosas me lo pasé como un tonto viendo los transformers, qué de acción, que de tortazos, qué de coches, qué de todo...

En un ataque de consumismo desaforado, el viernes, armado de una tarjeta de crédito pasé por la fnac (ese templo!) y no pude resistirlo, los amigos eran bastante unánimes, que si menuda mierda, que si vaya timo... pero chico, es que es una película de robots gigantes que se pelean y rompen cosas... no puede ser tan mala. Y eso, me la compré.

Domingo tarde... robots gigantes... tortazos... nostalgia... el adolescente alelado que se liga a la tía buena... Un camaro amarillo que es tu amigo! Debo ser idiota (que lo soy), o debía tener muy claro qué iba a ver, pero me encantó, entre tanta crítica y saña de la muchachada no oí a nadie decir una verdad como un templo ¡LOS TRANSFORMERS EXISTEN! no han podido hacerlos por ordenador, están perfectos, se mueve todo, se transforman de manera súper natural, están integrados perfectamente... Y matan y destruyen y la polla en verso.

Vamos, que mañana me compraba todos los juguetes y los vídeo juegos.

¿Pegas? Ninguna, es como si te vas al macdonals y te quejas de que engorda, creo que fue Fernando que dijo que era una mierda que se transformaban tan rápido que no veías bien cómo... tal vez tenga razón, pero bueno, sí que se ve cómo... se transforman muy guay, tío.

Igual ha sido porque tuve alguno de juguete y me leí unos cuantos tebeos, pero ¿nadie se ha fijado que es un empacho de robots gigantes que se pelean?

Davizzz