2019/12/06

Los eventos de Fraubåter 24

Las cosas que puede hacer una Araña.

Ana, la jugadora que controla a Eleim ha vuelto a encontrar trabajo con lo que abandona la partida y lo hace por una buena razón, esperamos que el trabajo le dure y la haga muy feliz. Había que suplirla rápidamente y así encontramos la ayuda de Mike, bienvenido.


Una llama de un brillo blanco intenso rodeó a Eleim, pero el fuego no se extendió, cuando se apagó, en la retina de los aventureros quedaba la silueta oscura de su amiga y luego la oscuridad.
Para todos menos para Hvem que con sus ojos de elfo podía ver una silueta muy diferente en el sitio que ocupaba antes su amiga.
—¿Eres Baraka?, preguntó.
—No, quién eres tú, respondió una voz de hombre en la oscuridad.
Enseguida el hombre misterioso usó un conjuro de luz que volvió a iluminar la estancia. Se trataba de un militar griego con uniforme de los temibles magos de batalla.
El hombre les contó que el mismo Zeus le había transportado hasta aquí y que Eleim le había pedido que cuidase de ellos, a nadie pareció sorprenderle. El sacerdote de Zeus se llama Maikos.

Maikos, sacerdote de Zeus.

El grupo optó por seguir el camino que pareciese más práctico para traer al difunto Rúdolf hasta aquí y salió Hvem en avanzadilla.
Caminar por los pasillos era bastante penoso pero Hvem lo hacía con soltura, finalmente llegó a una estancia más grande donde había lo que en algún momento fue una barca con dos hobgoblins y un fardo grande que ahora estaban prácticamente irreconocibles por el capullo de seda que se había formado a su alrededor. El elfo se paró a investigar pero dos sigilosas arañas colgadas del techo lo atacaron, primero con sus pegajosas telas y luego consiguieron morderle con sus fauces envenenadas.
Enseguida acudieron sus compañeros que en poco tiempo lograron vencer a los arácnidos.

Las arañas gigantes en su cueva.

Investigando el fardo encontraron gran cantidad de dinero en lingotes, todos marcados con sellos griegos, y varios objetos mágicos.
• Una perla de poder que se quedó Maikos.
• Unos guantes de escalar y nadar que cogió Darsien rápidamente.
• Unos anteojos del águila que se puso Neska.
Espantanubes intentó guiarles por un trecho pero no pudo ser, el niño no encontraba una referencia, Darsien propuso ir hacia arriba, tarde o temprano tendrían que encontrar una salida.
Otra vez Hvem guió la tortuosa marcha hasta que llegó a una abertura por la que se veía el sol. Cautelosamente salió y pudo ver a una araña gigantesca, del tamaño de una carreta, en medio de una gran tela redonda que había tejido en un claro del bosque, parecía una gran trampa para cazar a todos los que intentasen entrar y todos los que intentasen salir.
La suerte se alió con el elfo que pasó invisible para la araña y atacó con su arco dañando salvajemente a la bestia.
La bestia vomitó una sustancia pestilente sobre los aventureros que intentaban salir pero no fue suficiente para acabar con ellos, Neska atacó con flechas desde dentro del agujero y la sangre que escurría del gigante arácnido manchaba, como siempre, su cabello, Darsien trepó por las gruesas hebras que componían la trampa para llegar hasta la araña y atacó, otra vez las tripas del arácnido cayeron sobre Neska.
Maikos muy inteligentemente usó su magia para, con una sencilla taumaturgia, causar una vibración en la tela que permitió confundir sus sentidos.
El combate duró como para que Darsien quedase paralizada por el veneno y que usase otra vez su aliento venenoso sobre Maikos y Hvem.
La criatura murió a manos de Neska, pero los restos que cayeron sobre ella en el último momento no fueron de araña, fueron sangre y vísceras humanas. Ahí terminó la vida de Arañón.
Al morir el druida loco, toda la tela que había tejido se disolvió rápidamente y pudieron continuar viaje sin más problema que el propio de un bosque tremendamente denso.

Al caer la tarde divisan algo parecido a un claro, se trata de uno de los característicos mayos de Rôros que, por el crecimiento de la vegetación ha caído arrasando la masa arbórea de la zona, de momento los grandes árboles no lo cubren pero sí que hay matojos creciendo por las grietas, la vegetación es imparable aquí.

Neska aprovecha para mirar al horizonte usando los anteojos de vista de águila que encontraron en el bote de los hobgoblins, a lo lejos, el enorme árbol místico se ve con detalle, se ve como la parte inferior está habitada, que hay caminos plateados que unen las ramas principales y hay orbes en las puntas de algunas ramas.

Los aventureros están maravillados, pero Espantanubes apunta con tono preocupado a una sombra entre las grandes lascas de piedra, un lobo de proporciones enormes parece dormir, el niño parece reconocerlo…

¿Tío Lobito?

2019/12/01

Los eventos de Flaubåter 23

Arañitas.

El viaje:
La primera jornada transcurre sin incidentes hasta que llegan a la granja de Arturo, le ha nacido un gallo que habla y luce tres plumas rojas, Darsien cae prendada de él inmediatamente y se lo lleva de camino, lo llama Piquito.
El segundo día da paso a una naturaleza más salvaje, más exuberante, casi no hay animales, no hay peces ni grandes bestias, pero hay gran cantidad de insectos.
A medida que avanzan se va volviendo evidente, árboles de tamaños centenarios que compiten los unos con los otros agotando los recursos. La sensación es extraña porque hay muchísima vegetación muy robusta pero todo tiene un aspecto insano.
Y el silencio, el río baja muy vacío, haciendo que en algún caso se corra peligro de embarrancar y los restos de animales se ven comidos por la vegetación. Solo bajan llenos los afluyentes pero del ramal principal, nada.
Fjkse.

Espantanubes:
A escasas dos horas de llegar a la entrada del barranco encuentran a Espantanubes flotando a la deriva, está envuelto en un capullo de seda de araña en el que las algas han empezado a proliferar y así han detenido su navegación.
Cuando lo despiertan les pone al día y les dice que los druidas han empezado a matarse entre ellos y les pide salvar al Tío Lobito. Espantanubes está cubierto de pupas que resultan ser huevos de araña a punto de eclosionar, Elleim hace de tripas corazón y cura al niño mientras Darsien lo intimida.
El niño ha estado vigilando al círculo de druidas y ha sacado varias conclusiones.
• El Abuelo Baraka ha usado algún tipo de encantamiento con ellos, no son ellos mismos, están obsesionados con su misión.
• Han sacrificado su poder, su esencia y su salud para traer una naturaleza vegetal sin control
• En Fjkse se ha manifestado un enorme árbol semitransparente.
• Los druidas se están enfrentando entre ellos por acompañar a Baraka, no tiene muy claro por qué ni a dónde.
Para cuando llegan a la zona del barranco ya no hay caudal para la navegación y deben dejar el barco, la aportación del río es nula, algo en el barranco se está quedando con toda el agua.
Los árboles son de un tamaño imposible, algo que solo se puede ver en el corazón de Lukket Skog, más de 250 metros de alto con troncos de deben ser de 25 metros de diámetro. Las hojas de los árboles adquieren tal densidad que prácticamente no llega luz al nivel del suelo. La vegetación es tan densa que avanzar se hace difícil y la marcha es muy tortuosa.
El laberinto de la entrada ya no es más que un cúmulo de rocas hechas añicos por las raíces y no quedan ni restos de las setas que solían albergar.
Tras una marcha tortuosa poco a poco les empieza a afectar un sopor, es un sueño del que les cuesta despertar. Cuando se dan cuenta de que algo pasa ya están pisando las hebras pegajosas de la guarida de Arañón y no saben muy bien por dónde han llegado.

La guarida de Arañón:
Se encuentran en medio de una estancia cubierta de tela de araña donde la luz del exterior se filtra un poco más, todo está cubierto de seda y caminar cuesta muchísimo, todo es pegajoso, en el centro de la gran abertura se encuentra el enorme capullo de seda de araña con la forma de Rúdolf, un gigantesco alce. Las aventureras se apresuran a romperlo y en su interior descubren el cuerpo totalmente descompuesto del que fue el druida, miles, cientos de miles de arañas de todos los tamaños se mueven por doquier, por cada hebra de tela caminan las arañas, es realmente aterrador. Hay arañas por todas partes y un sistema de túneles oscuros a diversas alturas por los que solo se podría pasar reptando.
Todo esto es demasiado para Elleim que desoye las advertencias de sus compañeros y en un momento de enajenación usa su fuego mágico para quemar el cascarón donde reposaba el cuerpo de Rúdolf.

El fulgor es instantáneo y parece consumir a Elleim, pero extrañamente, el fuego no avanza, no calcina a los aventureros.

Los sucesos de Flaubåter 22

Yo no viajo.

Han pasado cuatro días del fiasco del concurso de cocina y la ciudad ha vuelto a la normalidad.Los tumultos del puerto ya se recuerdan entre risas, fue una catarsis, un todos contra todos que sirvió para que los barrios griegos y los Tålvik pusieran fin a sus disputas como es debido, a puñetazos, sin espadas.La eliminatoria de Flaubåter en Halflings a la Cazuela es el programa más radiado de bolavisión y tal vez por eso han empezado a volver las barcas en masa, la normalidad se ha instalado cómodamente en Flaubåter y eso es bueno.Pero no todo es felicidad, aunque el Uster Hus ha reparado su cocina y Urbasón ha conseguido que Sorroskillo cocine casi bien no se ha vuelto a ver a los héroes de Flaubåter.Neska ha dejado de acudir al club de ganchillo de Las Viejas y Carlos Flecha Penetrante recorre las tabernas de la ciudad preguntando por Darsien.Pero volvamos a lo que sucedió durante la emisión de la eliminatoria, lo que pudieron ver los bolavidentes.Durante el más emotivo de los discursos del, objetivamente, mejor cocinero de Flaubåter, las cosas se torcieron, el jurado comenzó a pelear por los últimos trozos de postre y no se pudo oír al  cocinero elfo que empezó a balbucear mientras la pelea se extendía a las gradas.


Marzia, regidora y malvada.
Así apareció un kenku igual que Kekoso lanzando bolas de fuego completamente desnudo y diciendo que le habían sustituido por un doble. El que hasta entonces parecía el Kekoso de siempre comenzó a huir y se desató el caos.
Neska Gorria, la pastelera de circunstancias del Hus se unió al Kekoso desnudo en la persecución al, presumiblemente, impostor y desapareció de la grabación. Se especula con la posibilidad de que su postre estuviese encantado e iniciase la discusión entre el jurado.
Hvem quedó paralizado y boqueando ante las cámaras, catatónico, mientras el caos se desataba a su alrededor.
Así acaba la emisión en podcast disponible desde la productora.
Pero los que lo pudieron ver en directo discuten en todas las tabernas y los foros por el asunto de LA MIRADA.
En la emisión en directo la presentadora, Marzia declaró quién pasaba a la siguiente ronda y en ese momento se pudo ver una enigmática mirada de Feldene a Hvem, la elfa parecía descontenta con el resultado.

Jaimie Trolliver y Troll Ramsey, the two cooking trolls.

Pero dejemos los chismorreos, y para saber la verdad de lo que sucede en Flaubåter hay que consultar con quien sabe realmente todo lo que sucede en la ciudad.
Pipiolo, el cuervo de Levéltaros.
Pipiolo no se dejó engañar por las peleas de platós de televisión y fue a donde estaba la acción realmente y siguió en vuelo a Neska y a Kekoso, y pudo ver cómo Pinzón, el líder de los bandidos, se quitaba el disfraz de Kekoso y la pelea con los Plumas Negras, como dejaban al kenku de las tres plumas rojas al borde de la muerte y cómo Neska destruía a los bandidos.
También pudo ver cómo el héroe kenku recuperaba un hilo de vida… pero solo un hilo.

Neska, con su amigo en los brazos, volvía con sus compañeros e intentaban reanimar completamente a Kekoso, pero pasó algo extraño, no terminaba de volver, mantenía un hilo de consciencia pero estaba como profundamente dormido, sin terminar de despertar.
Egóix y la guardia pusieron orden en el puerto y terminaron los disturbios con unos cuantos ojos morados y alguna costilla rota, la sangre no llegó al río.
Los héroes llevaron a Kekoso al laboratorio de Levéltaros y el sabio elfo lo examinó con preocupación, lo llevaron a la celda médica de riesgo y encargó a sus amigos velarle y vigilar que no pasase nada raro, se encargó a un enfermero de los cuidados médicos mientras Levéltaros estudiaba en la biblioteca las causas de su mal.
Darsien cayó fulminada por el cansancio en cuanto se sentó en la celda médica, demasiados días sin dormir, el enfermero le habilitó una cama junto a Kekoso y mientras Neska y Hvem se quedaron a su lado.


Darsien está muy tensa.
Es bastante angustioso ver el sueño de sus dos compañeros, Darsien se despierta solo para comer y su humor es horrible, mucho peor que su habitual mal carácter, Kekoso casi no se despierta, está curado de sus heridas y bebe muchísimo líquido, pero no llega a despertar completamente.
Hvem no ha vuelto a abrir la boca más allá de lo necesario desde la eliminatoria y Neska mata el tiempo tejiendo frente a la ventana y piensa:

“El nivel de la Laguna está muy bajo, ¿no? empiezan a asomar las ruinas de la ciudad antigua.”

Es la mañana del quinto día, Darsien se despierta devora el desayuno y parece que está recuperada, y en ese momento entra Levéltaros con rostro terriblemente preocupado:

Svartur, el Dios Tentacular, ha muerto definitivamente, ¡lo que está atacando a Kekoso no es de abismal, es vegetal!”


Una serie de preguntas:
¿Qué le pasa a Kekoso?
¿Dónde están las armas mágicas que se llevó el falso Kekoso?
¿Quién quería el pergamino y qué era ese pergamino?
La cara de Hvem está constantemente en la bolavisión a pesar de ser un huido de la justicia militar de Bosque Cerrado.
¿Cuál fue el aviso del Dios Mensajero?
¿Qué está pasando con el agua?

El mal de Kekoso:
Kekoso de despierta en la cama, está relativamente bien, dice que tiene algo que contarles, que ya recuerda lo que pasó mientras estuvo en el sitio mojado.
Aquella noche tenía un trabajito que hacer con los Plumas Negras, tenía que ir a la cala de los contrabandistas del Bosque Cerrado y recoger a un tipo, era bastante como un elfo, de piel oscura y de pelo verde muy claro, con barba y bigote, pensé que sería un elfo primaveral, pero no era demasiado élfico en su forma de ser era muy alegre, me estuvo dando de beber y compartió sus setas alucinógenas conmigo, cuando me quise dar cuenta estaba en camino a la Cabaña de la Bruja Caravieja, ese es un sitio al que nadie quiere ir, es la muerte segura, pero él parecía muy tranquilo, mi voluntad ya no era mía y hacía todo lo que él me pedía.Me pareció ver a Caravieja entre la bruma, aterrada ante el elfo que no era un elfo, vi sus espantapájaros, vi su cerdo gigante y vi la casa, apenas una choza.Cuando entramos al hombre le brillaron los ojos de un color verde intenso y se le abrió el pecho, por dentro no estaba hecho de carne, eran ramas y raíces, era como una planta viva, sacó de su interior un pequeño bulbo y me lo metió en la nariz, aquello se me agarró hasta el cerebro, después la pared se abrió y me lanzó al sitio mojado, allí estuve dos años hasta que durante la noche del eclipse se abrió una rendija a la realidad y pude volver, aquella oscuridad era terrible, aquella no-vida fue como una pesadilla, pero ya ha terminado.Creo que el hombre de los ojos verdes me llevó allí para aprender sobre Svartur y sobre aquel lugar, creo que con ese bulbo podía ver lo que yo veía y oír lo que yo oíaAAAAAAAAAHHHH!

Ahí Kekoso se abre de dentro a afuera y le brillan los ojos de color verde brillante, los ataca, primero con esporas que los dejan atontados y luego con ataques físicos. No llevan armaduras y pocas armas. Cuando la cosa está complicada, viene Eléim a salvar el día.

Tío Lobito, un druida feliz.
La transformación del druida.

Lo que sabe Eleim:
El Tío Lobito ha resultado ser un druida loco, intentó matarla.
La mezcla que purificaba el agua tiene un efecto secundario sobre la naturaleza, hace que se vuelva salvaje, la vegetación se está alimentando del barro negro que emponzoñaba el río, no solo crece sin control, consume todo el agua.
El Tío Lobito pertenece a un círculo druídico que pretende unir Rôros con un árbol místico, podría ser el Yggdrasil.
El bosque de Rôros se ha vuelto un lugar extraño, su cartografía no se corresponde a la que conocíais, ha cambiado.
Han aparecido infinidad de nuevos tipos de plantas, se están comiendo todos los animales.

El enfermedad del Fey, lo que sabe Levéltaros:
La enfermedad de Kekoso coincide con varios casos que se registraron alrededor de hace 250 años y 500 años, no hay registros anteriores, pero en esos casos solo los sufrieron elfos silvanos, todos de piel muy morena y cabello claro o verdoso.

El Abuelo Baraka:
El Abuelo, el hombre Verde, o como a él le gusta referirse a sí mismo, El Dios Cornudo, es un héroe menor, más poderoso que Neska, siempre ha querido ganarse el favor de los Æsir y hacerse un Dios como Tålvik.

Con toda esta información las aventureras quieren ir al bosque de Røros, pero Hvem prefiere quedarse en casa viendo “Los sentimientos con Bárbara”, un talk show al que está enganchado. Pero Darsien tiene otro plan, lo deja inconsciente y lo sube al barco.

2019/05/08

Los Sucesos de Flaubåter 17

La sesión de hoy era corta, había que tratar cómo afrontar el futuro de la partida, dado el desconocimiento de la mayoría de los jugadores del sistema de D&D e incluso de las posibilidades de los juegos de rol, les había llevado casi a la fuerza siguiendo la historia prefijada, ahora, con un mundo que tiene una solidez y gran cantidad de PNJs con papel, ya es momento de que empiecen a tomar sus decisiones en un “mundo abierto”. Eso sí, les he pedido que me digan más o menos por dónde quieren que transcurra la cosa.

Cosas sin importancia.

Los aventureros salen de Lukket Utpost, ven a las tropas elfas romper el asedio de Holme y vuelven a su barca. De bajada por el camino encuentran al grupo de élite de sahuagins, optan por volver a evitarlos e intentan el sigilo, desafortunadamente, la guerrera no tiene un buen día y el grupo es descubierto.

Los sahuagins atacan con arpones primero pero no consiguen impactar, eso sí, rodean a las dos sacerdotisas y las protegen. Kekoso, en un alarde de valentía, usa “espíritus guardianes” y se esconde en el interior de un edificio. Hvem no tiene suerte con el arco y la sacerdotisa se mantiene con vida. Darsien y Neska enseguida buscan el combate cuerpo a cuerpo y atraen la atención de los anfibios, Neska le da duro a una de las sacerdotisas. La otra sacerdotisa, la que no logró abatir Hvem, utiliza “saeta guía” con Darsien y le causa un enorme daño, por un momento parece que el combate se pondrá del lado de los monstruos, pero sucede algo inesperado, Kekoso atraviesa sale por una de las ventanas del edificio donde se escondió y mete a muchos enemigos dentro del área de acción de su conjuro, el daño es decisivo.
Hvem invoca una criatura de su bolsa de trucos que resulta ser un simio, el simio consigue un efecto doble, daña uno de los sahuagins y a la vez libera a Hvem de un contrincante, Neska recibe ahora uno de los rayos mágicos, duele, pero sobrevivirá. Darsien, como siempre, empieza flojo, pero en cuanto tiene sus espadas en funcionamiento, es imparable.

En un mismo turno se acaban las opciones de los anfibios, Hvem hace un ataque furtivo contra la sacerdotisa y consigue un crítico (2d8+8d6+4), la cabeza de la sahuagin queda convertida en una nube de vapor rojo, la otra sacerdotisa cae víctima del conjuro que mantiene Kekoso y el simio acaba con su par.

Uno de los llamados “diablos del mar” huye y el otro es asesinado de manera humillante por el simio.

Cuando termina el combate una luz, como un trozo del arco iris, cruza el cielo a gran velocidad, aterriza ahí mismo y de ella se materializa una figura esbelta, Darsien la reconoce como Alfred, el mayordomo de los dioses, que trae un mapa para Neska y un recado que Neska comparte con sus compañeros.
Querida hija, tu madre me ha pedido que te haga llegar este mapa con las atracciones locales; vemos que te lo estás pasando muy bien viviendo como una mortal, no tengas prisa por volver, los jóvenes tenéis que experimentar las cosas de primera mano, porque si no, acabas encerrado en un matrimonio en el que no crees y sufriendo cada día por no haberte ido a cazar gigantes y tal vez haber conocido a una joven de pelo negro en vez de enamorarte de una diosa…
Bueno, que por lo visto esto de los mensajes entre planos de existencia tiene límites de palabras. Te quiero, hija mía.
Ah, muy importante, que no se me olvide, es realmente importante, es de vital importancia: hagas lo que hagas, no se te ocurra---
El mapa que le mandan los padres de Neska.
*****************
Así termina la temporada primera de Los lunes al rol, aunque desde hace ya varias sesiones juguemos los martes. Terminamos con un teaser de la siguiente historia que comenzará el martes próximos pero me temo que no compartiré estos diarios, cuestan mucho tiempo y la vida da lo que da.

Ha pasado todo el verano, y con el fin de la estación se hace un poco de valance: la ciudad se ha ido recuperando, los disturbios cesaron y la calma ha vuelto más o menos, las primeras barcas han vuelto a la ciudad flotante y Flaubåter parece que ha esquivado esta bala.

Entre las condiciones de esta paz tenemos que Spillt ha dejado de ser capitán de la guardia, ahora es sargento en el puesto de la Federación, Mágala, el líder de los griegos ha sido ascendido a agregado comercial en Nordhensum, a esperas de un sustituto es Bølle quien queda al mando, Bølle es nacido en Flaubåter y cuenta con la simpatía de las fuerzas vivas y la ciudadanía. Una noche de verano en el Hus, mientras intentaba ligarse a Hvem, le contó que es solo cuestión de tiempo que Flaubåter termine cayendo bajo el control de los griegos, ya cayó Nordhensum, ya cayeron tantas ciudades antes, son más, tienen más recursos, la resistencia es inútil. Por suerte, Bølle, no quiere muertes.

El cargo de Capitán de la guardia lo ocupa Egóix, pasada el primer shock parece razonable, es tan corrupto y delincuente como Spillt, nadie notará la diferencia. Su novia no comparte la alegría del enano, le prometió irse de la ciudad y ahora con el nuevo cargo, no podrá ser.

Flaubåter está muy agradecida a los héroes y es por eso que Levéltaros, en nombre de Siv, le hace entrega a Darsien del Ventura, un viejo barco y un pergamino. El pergamino resulta no ser la carta de propiedad sino un texto mágico que le permite a la guerrera comunicarse con Gustavo, el elemental de agua que impulsa la embarcación.

En ese tiempo Hvem ha estado estudiando cocina creativa y ha empezado a emplear magia, su clientela está bastante contenta, pero le ha salido una dura competidora en la ciudad, Feldene, la elfa alquimista que acaba de abrir un súper exclusivo local en la zona élfica, el Cosas Verdes. Urbasón vive feliz en la cocina del Hus y ha empezado a cultivar muchos tipos de esporas.

Kekoso ha finalizado su formación como sacerdote y ejerce a menudo en el templo, la parroquia le tiene mucho cariño y se ha ganado la confianza del pueblo. Neska ha comenzado a estudiar el mundo de los mortales, es bisnieta del dios local, y ha descubierto en las ancianas del puerto un grupo de mujeres con las que hablar y tejer, le encanta tejer y los productos de belleza.

Ahora que va a empezar el otoño y que el agua vuelve a bajar limpia de Rôros, hay que empezar a plantearse qué hacer, la aventura late en todos ellos y no les faltan ofertas:

 Siv les paga por matar a los abisales que aún se esconden en los subterráneos de la ciudad.

 Levéltharos quiere organizar una expedición científica a Rôros para investigar el origen de la contaminación y traer pruebas.

Rodogil, un aristócrata de Holme, necesita que le hagan un transporte a Torreblanca, Levéltaros le ha recomendado que contrate a los héroes de la ciudad.


Pero lo que más les llama la atención es la próxima visita de Halflings a la cazuela, el concurso de cocina del Chef Orog. Dentro de dos semanas se celebra la clasificatoria en Flaubåter, la favorita es Feldene, pero Hvem parece decidido a ganar esa plaza y hacerse con la final de Nordhensum.

2019/05/04

Los Sucesos de Flaubåter 16

¡La resolución de la temporada!

Lukket Utpost.

El estupor de los aventureros es total, esperaban haber encontrado la solución a sus problemas después de solucionar el asunto de los talismanes Tålvik.

Pero la realidad es áspera, al llegar a Flaubåter se encuentran con que los tumultos del puerto y el barrio del templo están desatados, varios fuegos azotan los barrios y hay combates entre la guardia de la ciudad y la guardia del templo, el conflicto provocado por la pujanza de la Federación y la dejadez de las autoridades de Nordhensum.

Los disturbios en la ciudad esconden el asedio de una coalición de criaturas acuáticas a la ciudadela de los elfos, es por eso que Hvem recibe un mensaje mental de Leveltharos, el gobernador de Flaubåter en ausencia de Siv:
“La Ciudadela no aguantará mucho, necesitamos a los elfos de Lukket Skøg, haz lo que sea, estamos desesperados.”
Así se dirigen hacia Lukket Utpost, el puesto fronterizo de los elfos, al acercarse a la ciudad notan cómo el agua hierve de tiburones y criaturas marinas, barracudas, serpientes, pulpos y diversos horrores. Hvem se disfraza de camino, hay algo en su pasado que tiene que ver con el país de los elfos. Su nueva identidad es Paul Paprika, un anciano alto elfo de pelo blanco.


Kekoso cuenta a sus compañeros que hay una cala secreta para contrabandear, se dirigen para allí con su barca sobrecargada y están a punto de embarrancar varias veces.

Cuando se acercan a la cala les sorprende un bloqueo naval de los griegos, se cerca a ellos Bølle, el embajador de los griegos, les dice que nadie puede entrar ni salir de la ciudad, con los disturbios activos no es seguro. Reconoce a Darsien y a Kekoso, da por seguro que están contrabandeando o haciendo algo ilegal.

Los aventureros se dan cuenta de algo raro, parece que Bølle no está nada de acuerdo con dejar el islote de los elfos a su suerte. Es una línea que no se traspasa, están las razas civilizadas y están los monstruos, contra los monstruos siempre hay que aliarse.

Le dicen que tienen que llevar a Paul a Holme,el ghetto de los elfos. Bølle les dice que no pueden ir allí, los héroes le dicen que intentarán amarrar en la costa. Parece que Bølle sepa que le están mintiendo y que intuya sus intenciones, sonríe y les advierte de que hay una unidad de élite de sahuagins bloqueando el puerto de Lukket Utpost.

Los griegos se marchan y mientras los héroes ponen rumbo a la cala secreta. Desembarcan con algún problema por la sobrecarga que solucionan deshaciéndose de la mitad de la carne de dragón que portaban; Urbasón, el kobold que liberaron de la guarida del dragón se queda vigilando, es evidentemente cobarde.

Los aventureros caminan por una senda oculta que les lleva a un túnel justo debajo del almacén del pequeño puerto de Lukket Utpost, con sigilo logran burlar la vigilancia de los sahuagin y raudos recorren la subida hasta el puesto militar de los elfos silvanos de Lukket Skøg.

A mitad de subida sufren el ataque de cuatro criaturas voladoras, son harpías marinas, como sirenas con alas, son temibles por sus cantos que distraen a los marineros y su aguijón venenoso.

Los aventureros las reciben con una lluvia de flechas e inician el combate, afortunadamente los cantos de las harpías no afectan a los héroes, pero durante el ataque Hvem, ahora Paul Paprika, recibe heridas del aguijón de uno de los monstruos y queda envenenado. Sus compañeros consiguen vencer a los monstruos pero es gracias a la ayuda de la magia de Kekoso que logra sobreponerse. Paran un momento a recoger sangre de los monstruos, que funciona como antídoto, y las vejigas de veneno.

Mientras están subiendo por el exterior de Lukket Utpost pueden ver el desastre de los disturbios en Flaubåter y cómo la cosa se está complicando el Holme, gigantes acuáticos y criaturas del mar están asediando de manera abierta el hogar de los elfos en la ciudad. Es incomprensible que desde Lukket Utpost no les den apoyo.

Cuando llegan a la entrada del puesto de los elfos ven a la tropa ataviada con equipo de asalto, están listos para intervenir, observan con resignación lo que sucede en la ciudad pero tienen órdenes de no intervenir.

Los héroes piden audiencia con Rendben, el gobernador del puesto. Normalmente es muy difícil entrar, pero en esta ocasión son todo facilidades, los soldados esperan que algo pase para poder ayudar a sus hermanos. Llegan todos a la plaza central, es la única parte que está abierta al público. Al poco tiempo viene Rendben. Entonces pasan dos cosas.
Lukket Utpost.
El gesto de Hvem cambia, una sombra de sospecha lo ensombrece, pero es la cara de Kekoso la que se desencaja. El kenku ve algo en Rendben, donde los demás ven al elfo silvano, el sacerdote ve otra cosa, una criatura humanoide con tentáculos en la parte trasera de la cabeza. Está en shock, sus compañeros parecen no ver nada. Kekoso ya vio cosas como estas en su tiempo encerrado en la dimensión de Svartur, son gente a la que el demonio borra la mente y cambia sus cuerpos para usarlos como espías.

El grupo intenta convencer al gobernador de que hay que actuar, hay que ayudar a los elfos de Holme, son sus hermanos, los elfos, aunque sean de culturas diferentes, siempre se ayudan. El gobernador les dice que tienen órdenes muy estrictas de no actuar en la ciudad a no ser que les ataquen a ellos directamente. La tropa les presta atención, están del lado de los aventureros pero son militares, las órdenes del rey son las que prevalecen.

Hvem fuerza la situación llamándole cobarde y acusándole de traidor, eso es demasiado, el gobernador ordena que les detengan. La guardia, sin usar las armas, les indica el camino a los calabozos, mientras los escoltan, Kekoso usa “orden imperiosa” para exigirle a Rendben que se transforme, el gobernador se resiste e insiste vehementemente en que callen la boca del cuervo, los soldados están confundidos, el cuervo vuelve a usar su conjuro y esta vez el elfo no puede resistirse y vuelve a su forma monstruosa.

La sorpresa es general, el monstruo en el que se ha convertido Rendben huye a toda velocidad, los aventureros le persiguen, Kekoso usa otro conjuro, “retener persona”, que deja al gobernador paralizado, Darsien y Neska llevan a él y se aseguran de golpearle y atarle, llega la guardia y se asegura de que los aventureros no le maten.

Mientras tanto, Hvem aprovecha la confusión para entrar en el despacho del gobernador y buscar algún documento que le incrimine, encuentra la orden del rey, ahí dice que no deben intervenir a no ser que les ataquen a ellos o a sus hermanos, se esconde el legajo en la chaqueta y vuelve al patio.

Cuando Rendben consigue liberarse del conjuro, vuelve enseguida a su forma élfica e inicia su defensa, es todo una trampa, el cuervo usó su magia para transformarle en monstruo, quieren usurpar su poder. Hvem esgrime el documento que acaba de robar y mientras tanto se le descoloca el disfraz, la sorpresa recorre el acuartelamiento. Voces en élfico cuchichean: “el capitán Caruso”, “la muerte invisible”, “el desertor”.

Con Rendben puesto en entredicho, el siguiente en la cadena de mando es Yplant, el druida del campamento, Hvem muestra la orden real, el druida la examina. Mientras tanto, Rendben dice que el kenku lo ha falsificado, que es todo mentira y ordena la detención de Hvem por traidor, está claro que no tienen credibilidad. Hvem insiste, se ha arriesgado a ser descubierto, ha arriesgado su vida para salvar Holme.

El druida toma una decisión difícil, usar su “zona de la verdad” e interrogarles. Los héroes responden la verdad dejando a la luz algunos secretos, pero en lo que atañe a la cuestión, Rendben es un infiltrado de Svartur. El gobernador no responde, está clara su mentira. Yplant ordena su detención pero cuando están llevándoselo intenta una última maniobra, se transforma otra vez en monstruo y emite un grito espantoso que deja a dos de sus guardias aturdidos, el tercero le golpea con la lanza y lo deja inconsciente.

Así el druida ordena a sus tropas que se apresten a salvar Holme y se dirige a Hvem con complicidad: “algunos dicen haber visto al capitán Caruso, yo solo vi a un anciano de pelo blanco que quería salvar Holme”.

Los aventureros vuelven por donde vinieron, desde ahí ven a los arqueros de élite elfos diezmar a los atacantes de Holme, flechas mágicas surcan el cielo desde distancias imposibles y derriban enemigos sin parar, las puertas de Lukket Utpost se abren y la infantería se dirige a dar apoyo a la guardia del templo en Flaubåter, y lo más impresionante, la caballería alada, los búhos de monta salen en silencio absoluto llevando la muerte a sus enemigos.


La ciudadela parece salvada, Flaubåter podrá mantenerse independiente un día más.

2019/04/29

Los Sucesos de Flaubåter 15

Desde la última sesión tenía a los jugadores bastante mentalizados, un dragón, aunque sea joven, siempre es un asunto importante. Los muchachos no fallaron.

La guarida de Røylof 

El trato con Titok es claro, ella les dirige a la guarida de un dragón joven y a cambio reparten el dinero.

Así, en lo oscuro de la noche, Gregorio (el cocodrilo albino de Titok) les guía por el laberíntico pantano hasta llegar a una zona desolada. Antes de la llegada de Røylof el islote mantenía su consistencia por el gigantesco árbol que clavaba sus raíces en él. Ahora el árbol se consume rápidamente por los gases sulfurosos que contaminan el ambiente, espuma amarilla se arremolina en todos los salientes y va acabando con toda la vida alrededor, el hedor a huevos podridos crea una atmósfera irrespirable, pero los aventureros han venido con una misión clara, matar un dragón.

Gregorio les abandona y en silencio, protegidos por la bruma de la mañana y los gases ácidos, se acercan a una pequeña entrada protegida por un dragón negro muy pequeño, recién salido del huevo, pomo mayor en tamaño que un perro. Los aventureros no se esperaban esto, entre susurros discuten el rumbo de acción, Darsien pretende adoptarlo, Neska se muestra reacia a matar inocentes y Kekoso empieza a considerar la idea de llegar a un trato con el dragón para engañar a Titok. Hvem mientras tanto tensa su arco y en un único disparo termina con la vida de la criatura.

Hvem ha venido a solucionar el asunto.

EL grupo se ha unido y combaten con cierta disciplina. Hvem, como una sombra, entra en la cueva y descubre la presencia de ocho pequeños kobolds negros.

Los Kobolds son pequeños humanoides con anatomía vagamente draconiana, malvados pero extremadamente cobardes, suelen juntarse a líderes fuertes que los esclavizan pero les dan una cierta protección. Los kobolds tienen colores como los dragones cromáticos.

Los aventureros entran a la cueva y como un viento de muerte terminan con todos sin darles la más mínima oportunidad.

Hvem vuelve a adelantarse a explorar. En el fondo de la caverna hay dos pasillos, uno conduce a otra sala, más grande, en la que otro grupo de kobolds trabaja en obras de ampliación, en el techo se abre un agujero enorme por el que entra la luz, es el hueco del enorme árbol que hace las veces de chimenea. El cocinero elfo vuelve con el grupo e investiga el otro pasillo. Atravesando una serie de cortinajes sucios llega a una cámara grande iluminada por la fluorescencia de un cultivo de setas que trabaja un kobold, de color verde en esta ocasión, al fondo se apilan los escombros de las obras del interior.

Hvem opta esta vez por un acercamiento más pacífico y habla con el kobold, se llama Urbasón y está esclavizado al cargo de la plantación de setas de las que se alimentan los pequeños monstruos, Urbasón es un experto micólogo. Hvem le ofrece acabar con sus captores y su protección a cambio de información. Urbasón les cuenta todo, que en la siguiente cámara hay kobolds voladores y que hay dos líderes kobolds más fuertes, uno capaz de lanzar conjuros, y que Røylof está en una última cámara. Hvem le deja libre y Urbasón, cobarde como dicta su naturaleza, le espera fuera, junto a la barca.

Mapa de la guarida del dragón.
Con la información los héroes atacan la siguiente cámara, matan a los subalternos del dragón con facilidad, pero son demasiados y uno escapa con el tiempo suficiente como para dar la alarma. El asunto se pone complicado.

Los aventureros terminan con las criaturas pero la guardia de élite le da el tiempo suficiente a Røylof para atacar cuando todos los incursores se encuentran en un pasillo, usa su chorro de ácido y logra impactarles a todos.

El dragón negro es todavía joven, del tamaño de un toro vagamente, pero aún así, es un enemigo terrible.

Neska queda en vanguardia y aguanta el puesto impidiendo que Røylof avance un paso más, pronto se le une Darsien, pero es un combate a cara de perro donde retirarse puede significar morir. Kekoso va lanzando flechas desde una distancia segura y usa sus conjuros de curación a su máxima capacidad, entra, cura y sale, la colaboración de los curanderos es silenciosa pero vital. Hvem se oculta entre las sombras y busca un hueco, poco a poco, para atacar por la espalda a la terrible bestia.

El combate, por un momento, está en el filo de la navaja cuando el dragón vuelve a vomitar su ácido contra una furiosa Neska, que es la que más problemas le está dando, pero cuando Hvem consigue ganar la espalda de la bestia la balanza se desequilibra.

El dragón intenta huir por un túnel sumergido pero no le es posible porque Neska le persigue y acaba con él en el agua. Tres hachazos tremendos terminan por abrirlo en canal, la sangre de la criatura baña por completo a la bárbara que termina confesando que detesta ensuciarse el pelo.

Los héroes se afanan a robar el tesoro del saurio, gran cantidad de monedas, gemas y objetos mágicos por un total de 4790 piezas de oro.

Hvem se queda con los anteojos de encantamiento y una bolsa que permite invocar criaturas, para Neska el escudo centinela y el martillo mágico.

Hvem y Darsien no pierden un segundo y despiezan el dragón, cuando el Hüs reabra sus puertas, el menú será espectacular.

Así se ponen en camino a su cita con Titok. Hacen el intercambio y se apresuran a romper los amuletos y a esparcir las piezas por el pantano. Parece que las puertas para encerrar a Svartur seguirán cerradas.

El variado grupo de héroes.

Vuelven a la ciudad donde llegan al borde de la media noche. A cierta distancia les sorprende verla iluminada a esa hora, pero en cuanto se acercan un poco más descubren que no, que es fuego, en el barrio de los templos y el puerto los disturbios están fuera de control, la guardia de la ciudad está atacando los templos.

Pero lo más preocupante es lo que se ve en el barrio de los elfos, la ciudadela está bajo el asedio de un ejército de sahuagins, kuo-toas y profundos además de criaturas monstruosas procedentes de las profundidades.

Para mayor misterio, Hvem recibe un mensaje mental de Levéltaros:

“La Ciudadela no aguantará mucho, necesitamos a los elfos de Lukket Skøg, haz lo que sea, estamos desesperados.”

Y así afrontan la siguiente partida que promete ser decisiva.