Autocomplacencia


Hoy he comido muy tarde, llegué a casa desayunado y de día, no aburriré más al personal con los detalles de mi fogosa vida social, no es día de televisión, hay mucho curro antes de Semana Santa, y no sé por qué me ha dado por mirar la revista en la que me publicaron "Amarillo Enamorado" en Italia.

Lo he mirado, me lo he leído... y ya me lo he vuelto a leer en español.

Con el paso del tiempo no lo recordaba, era como leer un tebeo de otro pavo... y me ha encantado... Sé que no es lo más popular echarse flores, pero vamos, cualquiera que me conozca sabe que a mí no me afecta, vamos, que estoy encantado de haberme conocido...

Tiene mucha realidad, tiene humor... funciona, no sé cómo lo hice, está súper comprimido, todo apretado, personajes, situaciones, chistes... cupo todo, tiene ritmo... Lo hice del tirón, sin tiempo para pensar. Creo que ahí está la clave, si lo hubiera pensado dos veces me habrían llegado las inseguridades, las dudas... salió solo, lo que demuestra que yo no tengo ningún talento, es el azar... Lo que me pesa ahora es que el dibujo es horrible, descuidado, sin amor, a la carrera, para cubrir el expediente; los bocadillos puestos sin criterio...

Pero funciona.

Tuvo mucho éxito, la gente todavía lo recuerda... es mi trabajo más popular... No lo entiendo, a ver, lo acabo de leer y estoy encantado, lo que no entiendo es cómo Espiral, que está mucho más currado, más mirado, más todo; no llega igual.

Tal vez sea porque Amarillo Enamorado es verdad y Espiral no.

Amarillo Enamorado es una serie de anécdotas reales, mías y de otra gente, juntadas, atadas fuerte y vomitadas sin digerir... igual es que eso llega más...

De momento voy apuntando nuevas anecdotillas, quiero hacer otro Amarillo, tendrá que aparecer otra Luisa Prisa para que se encienda la mecha...

Lo dicho, que me quiero mucho y hasta me admiro... pero qué bueno soy, joder.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
¡Pero qué bueno eres, David! También a mí me ha encantado ver de nuevo "Amarillo enamorado"; y, en efecto, las cosas reales, llevadas a la ficción sin trabajarlas demasiado, quedan, para mi gusto, más bonitas y creíbles, tal vez porque piensas que en algún momento eso te puede pasar a tí.En cuanto a los dibujos, a mí me gustan mucho tus bocetos, así es que qué voy a decirte de este trabajo.Sigue haciendo lo que realmente te gusta, que será siempre lo que mejor hagas.Y si eso no te diera de comer, ya sabes:¡a ser el mejor barrendero del mundo!(Y no te acostumbres a que yo te diga cosas bonitas; soy la más dura de tus críticos.Tal vez porque soy, sin duda, la persona que más te quiere en todo el mundo mundial)cdx.
alex ha dicho que…
A mí también me encantan todos tus trabajos. Probablemente no sea ni objetivo ni ecuánime, seguramente porque no lo pretendo.
Tampoco puedo ser uno de tus críticos, seguramente porque soy la segunda persona que más te quiere en el mundo.
(alexdracma@gmail.com)