2009/05/13

Tiempos muertos

Hace una semanita acabé lo de Marvel y ahora tengo unos días libres
antes de empezar lo siguiente... un tiempo muerto.

Sí, sí... de tiempo muerto.

En realidad es el tiempo vivo, cuando puedo vivir como hay que hacerlo.

Hoy ha sido el día más completo que he tenido en meses. Vale que no
vivo mal, nada mal, pero hoy es que ha tenido de todo.

Me he levantado a las diez y cuarto, ayer me acosté muy tarde, pero
como mi cuerpo quería levantarse le he dado el capricho. Sin
desayunar, anoche hubo parrillada en caChús y todavía me estaba
haciendo cargo de los trozos de longaniza y chorizo. Me venían a ver
unos señores de Aragón Televisión para grabar en casa, sale Zaragoza
en un tebeo de Marvel y se vuelven locos... Yo no recordaba si habían
dicho que pasaban a las doce o a la una, así que fui haciendo. Ah, el
despertador no sonó, así que suerte de despertarme por las buenas...

Como no tenía qué dibujar y a esta gente le gusta que trabajes, me
empecé unos bocetos para mi siguiente curro, una cosa muy secreta que
ya iré comunicando; cuando me aburrí, me puse a rotular una
historieta corta de Espiral... sí, lo hago porque me sale del
destos... Los señores llegaron y venían sin prisa, de normal en media
hora han llegado, te han grabado y se han ido, pues yo ahí, en
compañía, la mar de bien... hablando de mí y de tebeos... gozándolo,
vamos.

Les acompañé a la calle, con mis chanclas y sin prisa a disfrutar de
ir a la compra. Una ensalada de atún con la receta de la madre,
ingrediente clave, el pimentón... y una siesta para compensar el rato
perdido de sueño.

A media tarde dibujar un rato escuchando discos escondidos en lo más
profundo de mi iTunes, hoy: Stone Roses, que les tenía manía, pero
así sin prisa, ya me han entrado mejor.

A las siete, mazas en caChús, con un poco más de ritmo, que había
quedado después.

Un ratito de correr por el parque, sin forzar... y a ver a mi chica
en el bizi...

Un capítulo de "El Golem" de Gustav Meyrink, un pedazo de libro como
la copa de un pino, terror escrito en 1915, acojonante.

Con la chica paseo en bizi por el Ebro, las obras de la Expo dejaron
toda la ribera fantástica. Para acabar, un Nestea en una terraza y
fantasías de vacaciones futuras.

De vuelta, más bizi; me declaro fan, tiene sus limitaciones, pero es
más que útil, por unos míseros 20€... tirado. Cena; unos trozos de
pizza que no habían podido ingerir los muchachos.

[Curiosidad: En la historia esta de Espiral, Ana cena pizza en mal
estado y tiene pesadillas.]

La pizza, de Telepi, cojonuda, con tomate natural y hamburguesitas,
mucho mejor de lo que te puedas pensar.

De vuelta a casa, unos mails y Buenafuente, hoy Chiquito de la
Calzada, cuánto tiempo...

Ahora, más emails y algo tendré que dibujar.

En resumen, sólo lo que es vivir ocupa todo el día, ¿cómo encontrar
tiempo para trabajar?

Cuando uno no es creyente y tiene un día así de bueno... ¿a quién le
da las gracias?¿a la vida? Gracias a la vida pues.


P.D.: No todo ha sido perfecto hoy...

P.P.D.: Por el lado positivo... sacarán recopilatorios de Nacha Pop, un pedazo de grupo, que a mí, como fan de la denominada edad de oro, me pirra.