2010/03/01

El final de una época...

Hoy se acaba la vida útil de mi viejo portátil, aquel al que se le
rompió la pantalla hace meses.

Ha sido una buena herramienta y por qué no... un empleado competente.

Dentro de no demasiados años veremos cómo la potencia de proceso de
los ordenadores se va acercando a la nuestra y en algún momento nos
superará... Es un tema espinoso, la inteligencia artificial...
¿inteligencia natural, inteligencia artificial? ¿dónde está la
diferencia? Es inevitable, al ritmo al que avanzamos que las máquinas
acaben por pensar, probablemente generarán sus propias conductas e
individualidad. Les ponemos nombre, les cuidamos, nos enfadamos con
ellos, les hablamos... les humanizamos. Es cuestión de tiempo.

A mi pequeño ordenador, hoy lo jubilo con honores, por haberse
portado siempre como un campeón, por no haberme fallado en los
momentos decisivos, por no haberme dado ni un quebradero de cabeza,
porque todavía le quedan muchos bits por computar.

Que menos que tratarle como a cualquiera que ha trabajado para ti y
lo ha hecho bien... muchas gracias, FuriKuri.