2010/10/13

Friday Night Lights


¿Por qué le pongo cuatro estrellas a esta serie de instituto americana?

Por los riesgos que asume a la hora de pintarnos el retablo del fútbol de instituto (fútbol del de mentira, claro), porque aprovecha para intentar recordarnos a los adultos las incertidumbres por las que se pasa a esas edades. Porque no se pasa de edulcorante. Porque los buenos no siempre ganan (a la primera), porque no es todo un camino de rosas.

Sin equívocos: tiene todos los tópicos que cabe esperar de una serie así, pero los afronta con inteligencia.