2012/02/03

Historias de mi Moleskine 14

El acceso a la cultura a través de bibliotecas e iniciativas varias es totalmente gratuito, se puede leer, ver películas, museos y espectáculos teatrales sin pagar ni un euro, sólo hace falta tener interés.

Mi queja aquí no es el que elige no disfrutar de las posibilidades que nos da la sociedad, lo que detesto es que se menosprecie al que sí lo hace.

1 comentarios:

Fiore dijo...

El menosprecio no es más que una defensa de la sociedad ante su evidente incapacidad para homogeneizar el aspecto cultural de la misma. Cuando alguien se sale de los parámetros establecidos (Mucho me temo que ahi es donde entran estos "ídolos" en los que se busca un modo a seguir, como comentabas en viñetas anteriores) se ha de repudiar, expulsar, no sea que incite a las "masas" (vocablo feo, pero ahora mismo no se me ocurre otro) a pensar, a formar realmente un criterio.

No quieren ver mundo ni entender el suyo propio. El problema radica en que el individualismo en que nos encierran nos hace mirar continuamente hacia nuestro ombligo.
Con lo facil que es levantar, tan solo un poquito, la cabeza...
Pero como siempre, hay que hacer un esfuerzo que al no estan dispuestos.