2013/10/27

Cosas de la familia



El viernes pasado me fui a ver Gravity, la MARAVILLOSA  película de Cuarón que trata de una astronauta que haciendo un paseo espacial sufre un accidente y queda perdida en el espacio. Pero eso es sólo en la superficie.

*AVISO DE SPOILERS*

La película traza un paralelismo entre la misión fallida y la vida fallida de la astronauta Ryan Stone (Sandra Bullock), la vida de Sandra Bullock que se rompe cuando pierde a su hijo y se enfrenta a la imposibilidad de rehacer su vida.

La parte del espacio es en sí una película magnífica, pero la historia personal de la mujer que hace lo imposible por recuperar su vida, por renacer (la escena final del lago es muy emotiva) ahí es donde marca diferencias realmente.

*Fin de los spoilers*

Pues algo así pasó en mi familia cuando murió mi hermano hoy hace veintiún años. Para los hermanos la cosa fue muy dura, por supuesto, pero para mis padres, para mi madre, fue una colisión cósmica, fue un golpe de una magnitud imposible. Dicen que no hay nada más duro que la muerte de un hijo. No soy padre, pero viendo el sufrimiento que deja una cosa así sé que no lo podré imaginar nunca.

Desde entonces todos andamos perdidos sin gravedad que nos acerque de vuelta a la tierra, unos más lejos que otros.

¿Qué quiero decir con esto? Que el final sólo llega cuando ponen los créditos.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Para esta película no hay créditos posibles. El daño está hecho. Gracias.