2011/03/22

Lubitsch (2)

El diablo dijo no (1943) Heaven can wait: Un biopic bien intencionado, majete, divertido. El repaso de la vida de un señor que no ha sido del todo bueno pero seguro que no ha sido suficientemente malo. Nos movemos es esa gran franja gris y vamos haciendo lo que podemos con lo que tenemos.

Ninotchka (1939): Una comisaria del partido comunista durante los momentos más duros de la represión roja ("después de esto quedarán menos rusos, pero los que queden serán mejores") descubre el París de antes de la Segunda Guerra Mundial...
Interesante, Greta Garbo hace el mismo papel que setenta años más tarde hará Emily Deschanel en Bones.
Temía un poco la caricatura del comunismo que mostraba, pero a medida que avanza la cosa es un punto menos complaciente con el capitalismo y muestra ese punto crítico que perdió el cine de Hollywood después de la segunda guerra mundial, ¿culpa de McCarthy? Quién sabe, pero una gran pérdida para todos.

Ser o no ser (1942) To be or not to be: Brillante, trepidante, veloz, muy brillante una comedia de enredo, actores y nazis... una huída hacia adelante sin tener seguro en ningún momento el suelo donde se va a pisar, genial, necesaria.

Se entiende la admiración de Wilder por Lubitsch.