Qué de cosas...

Bueno, bueno, bueno...

Parece que poco a poco, mi marcha por la senda del autoconocimiento me va llevando a alguna parte.

Casualidades del destino, me traje de Barcelona el tomo de Valentina de Guido Crepax, una experiencia visual turbadora... me llevó de vuelta a mis trece años, cuando lo miraba a escondidas en la biblioteca de Doctor Cerrada, ahí hay una obra que me influyó y que tenía oculta en mi memoria, afortunadamente, ha vuelto a mí.

El mismo domingo pasado cuando volví del salón ya me puse a trabajar como loco y acabé el número anoche.

Llevo todo el día dedicado a hacer NADA, y es muy gratificante... qué bien.

El fin de semana fui con los muchachos al salón del cómic de Andorra.







Javi e Iván, Xavi y Tibi, foto de grupo de espaldas.

Andorra, menudo país.

Los andorranos aunque lo parezca, no son españoles, ni catalanes, ni franceses... tienen su propia manera de ser fruto de vivir en un valle, del aislamiento, de la paradoja de su situación legal o del agua que beben, o los toblerones, qué me sé yo... Son maja gente, eso lo primero, pero tienen cosas muy raras;

Conducen como locos; tal vez a mí me parezca así, acostumbrado a las autovías rectas y sobradas de carriles de Aragón y Castilla, igual no es que vayan tan rápido, es que hay muchas curvas... El caso es que hubo momentos en que me pasó ante los ojos hasta el día de mi bautizo.

Salen sin conocimiento; en Andorra nada abre más allá de las cuatro de la mañana, así la gente se taja en la cena y se apresura a bebérselo todo como si el mañana no existiera, porque a las cuatro, ya puedes hacer lo que quieras que te vas a casa.

Se gastan la pasta; los equipamientos públicos son una pasada, salas de exposiciones, centros deportivos canapés y cava... Les luce mogollón.

Son pocos y están muy juntos; con una población de 40.000 habitantes viven en un valle escarpado, las casas se arremolinan justo a una carretera llena de rotondas... Es todo muy bonito, pero está muy pretico! Además, supongo que en un par de años ya debes de conocer a todo el mundo... Si en Palencia con 85.000 ya te daba, no quiero pensar allí.

Crisol de culturas; pues sí, yo pensé que la gente hablaría mayoritariamente castellano, pero no, el catalán además de lengua oficial es la que se usa normalmente. Hay que indicar el caso de los Porronchos (término despectivo de gran sonoridad), en Andorra hay gran cantidad de inmigración portuguesa, y se da el hecho de encontrarte con gente que sólo les entiendes en catalán y no en castellano, al revés que los mallorquines.

Son gente abierta y muy volcada al turista, nos han tratado muy bien y lo hemos pasado guay, que quede clarito, pero uno no está acostumbrado a hablar con un ministro sobre tebeos...

Llegamos al salón como estrellas de cine, el Xavi nos aparcó el coche mientras bajábamos entre una nube de políticos y medios de comunicación... sí, muy raro. La exposición que nos tenían montada, de puta madre, bien iluminada, bien todo bien... Enseguida nos hicieron las presentaciones oficiales y nos dieron un memento que usaré como pisapapeles hasta que se lo de a mi madre, a ella le encantan esas cosas. Foto de familia, a ver si la recibo, en la que salgo junto al gran Ibáñez, jarllll! Cava, canapés temáticos de tebeo (parece que se subliman igual en todos los países, sólo llegué a comer uno y venía muerto de hambre), una de las ilustres visitantes era la Jose de Norma, un cielo, con una carta para mí de mi admiradora secreta. Hotel y a cenar unos nachos guarros como los de Deathproof. Ya con los chicos de Andorra, y sin solución de continuidad, hale, a la fiesta, en un tal... Estudio 59 o algo. Y con toda la papa, con el espíritu en llamas... a dormir. Qué paradoja.

El sábado desayunamos en un bar de porronchos, paseo por el salón a ver las exposiciones, qué bien montadicas... Y asalto a Ibáñez para conseguir mi trofeo, un mortadelo original! Ya nada, a comer una pitsa y a firmar... Más de tres horas de sesión, agotador, pero gratificante, la proporción de frikis era mínima comparada con cualquier otro salón, y además la compañía... A mi derecha el Javi, y a mi izquierda Pilarín Bayés, que era como Miss Marple pero en catalana; esta señora hacía libros de texto y educativos, el caso es que lleva cuarenta años trabajando en el tema y generaba ilusión en grandes y pequeños, vamos, un amor de señora, con unas tablas para tratar con su público que no me había encontrado nunca, conseguía que todo el mundo se fuera con una sonrisa, qué mujer... Después de las firmas, hotel y cena, lo típico, unas copas y la peña se pone a dar discursos y palmaditas en la espalda, me encantan estas cosas. A modo de inciso; nos pasó también en la cena de Planeta, no sé por qué (bueno, sí lo sé), la comida desaparecía más rápido de nuestra zona de la mesa que de la de los demás... misterioso. Nada, una copita en el bar del hotel y a quemar Andorra, el Califa, un infierno de gente y de vuelta al Estudio 59, tenía su rollo recogida, la misma música todos los días... curioso... A las cuatro a la puta calle. Por suerte Iván nos acogió en su casa y alargamos un poco la cosa.









La Jose y la Pilarín, tal para cual.

El domingo había excursión planeada a Caldea, un balneario precioso, pero no tenía cuerpo ni mucha gana, otra vez será, desayuné la peor tortilla del mundo (tan mala que sólo comí un bocado), un rato de salón y a correr hacia Fraga donde los padres de Cris nos esperaban con una paellaca y sobremesa en la solana; para un domingo no está nada mal... De vuelta a casa, un par de pelis y a la piltra.










Javi sometido por la obra del Maestro.


El Alfonso dice que si me pego la vidorra o qué me sé yo... es muy duro...

Instantáneas de la huerta fragatina.


Comentarios

Anónimo ha dicho que…
La verdad es que te pegas la vida "padre", porque si fuera la "madre", no sería tan divertida. Pero ¿sabes que te digo?...¡A vivir, que son dos días!
Anónimo ha dicho que…
Algunas aclaraciones respecto a Andorra:

1) La población del país no es de 40.000 habitantes, sino casi el doble. Veo que tu artículo es del 2008, y ya por entonces (antes de que marchara tanta gente por la crisis) la poblacón rondaba los 78-80 mil habitantes.
2) Supongo que cuando hablas de "los andorranos" estarás haciendo alusión a cualquier persona que te pareció residente en el país (o es que les pedías el pasaporte?). Entonces, hablando de "residentes", la mayoría son españoles, luego vienen los portugueses (porronchos, según tu artículo), en tercer lugar los andorranos (actualmente son mayoría según entes oficiales, aunque en realidad son hijos de españoles y andorranos nacidos en Andorra, pero con la nacionalidad de los padres, hasta que son mayores de edad y pueden elegir nacionalidad). Luego vienen los franceses, filipinos, argentinos, ingleses y un largo etc. Esta composición social explica, entre otras cosas, el punto 3)
3) Tampoco es verdad que la lengua que más se utiliza sea el catalán. De hecho, (y más allá de que Andorra es el único Estado cuya lengua oficial es el català), la lengua franca o "lengua de la calle", es por lejos el castellano, hablado tanto por españoles (catalanes o no) como por portugueses, andorranos, franceses, etc. El català va en segundo lugar (excepto en Pas de la Casa, donde está 3º, por detrás incluso del francés).

4) Lo que dices respecto a gastarse la pasta, no entiendo por qué lo reaciones con centros de exposición, que en general son gratuitos. El consumismo de Andorra(si es que a eso te refieres), es el mismo que se ve en España, Francia, Italia... Es decir, el único límite es tu cartera, pero la mentalidad del "quiero eso y eso y eso y eso" no es propia de andorra, sino parte de un fenómeno cultural-social que no conoce de fronteras (sobre todo en Europa).

Conclusión, me alegro que la hayas pasado bien en este país, donde vivo desde hace seis años. Siento en cambio que tus comentarios abunden en imprecisiones e incorrecciones. Aquí los inmigrantes somos la inmensa mayoría, de hecho Andorra no existiría como la conocemos hoy si no fuese por la inmensa fuerza de trabajo de generaciones enteras de inmigrantes. Los andorranos de "pura cepa" son cinco familias, son los dueños de la banca, de las cadenas hoteleras, de las principales tiendas y por supuesto de las deciciones políticas-económicas. Es decir, ellos no mueven ni media pestaña por "hacer país", tal como les encanta declarar. Al país se lo hacemos nosotros. Al contrario, ellos serían completamente felices si pudieran hacernos trabajar gratis.
Sigo viviendo aquí porque a pesar de todo, el balance y las comparaciones con mi país me siguen dando por lejos a favor de Andorra (seguridad, calidad de vida, planes hacia el futuro, etc.).
Gracias por dejarme opinar.
Fernando
Anónimo ha dicho que…
Perdón, donde dice:
"(...) aunque en realidad son hijos de españoles y andorranos nacidos en Andorra(...)"
quise decir "hijos de españoles y portugueses".
Gracias
Fernando
David López ha dicho que…
Hola, Fernando!

Lamento todas esta imprecisiones, lo malo de hablar de oídas y de formarse opiniones sin contrastar, mi única excusa es que no tenía afán de divulgar ni de criticar... era sólo contar que me lo pasé muy bien y que los andorranos me sois extraños y divertidos.

Me quedo con tus puntualizaciones como buenas y te pido disculpas si te ha podido sentar mal algo de lo que he contado.

Un saludo unicelular!