2008/04/21

Salón del Cómic

Ha estado genial, lo he pasado de maravilla y todo ha estado genial.

Todavía tengo la voz cascada por los excesos y me faltan horas de sueño, pero ha merecido la pena.

Breve diario, con fotitos, para compartir.

Miércoles 16:
Llegué en AVE a Barcelona; el AVE es genial, rápido cómodo y puntual... la mejor forma de viajar.
En el metro vi la japonesita más mona que he visto nunca, de esas que se pegan horas pensando qué ponerse, fashionera a tope, pendientes ideales, pelo cuidadosamente despeinado, actitud marciana... qué rica.
Llegué a casa de Roc y Edgar que me han dado cobijo y me han tenido a cuerpo de rey. Es un piso de esos de Eixample, techos altos, habitaciones minúsculas y un patio de luces enorme, hay que decir que da muy buen rollo, es una de esas casas que te hacen sentir cómodo. Abrimos una botella de tinto del de Amada, y a disfrutar.
De ahí fui a comer con el Navarrot, pero de camino pasamos a decir hola al Ratón y el Edujante, unas pizzas en La Gavina para no perder las buenas costumbres, la Choni nos mimó, es tan rica...
El resto de la tarde la pasé haciendo vida social en las terrazas de Gracia, es lo que más hecho de menos, antes que las tenía justo debajo de casa no las disfrutaba tanto, ahora procuro ir lo más que puedo.
Antes de cenar pasé por el Nass, donde curra Álex, hacen unas bravas de quitarse el sombrero, y soy un experto en bravas.
De allí fuimos a cenar al Koyuki, el mejor japonés de Barcelona según los entendidillos de mierda, es tan bueno que no va con artificios de decoración zen ni nada, hay mangas por doquier para si te toca esperar y sabes japonés, se come muy guay y no es especialmente caro, es pequeño, así que mejor hacer reserva.


Mangas en el Koyuki, Álex y el Navarrot en el Monchito

Luego fuimos al Minusa, no sé por qué siempre lo llamo Monchito, y así se va a quedar, para que no haya luego malos entendidos... Ahí tuvimos más incorporaciones y nos dedicamos a arreglar el mundo y el arte.
A casa.

Jueves 17:
El día despertó lluvioso; bien podía haber esperado la sequía un par de días más para abandonar Barcelona, pero bueno, no se puede tener todo siempre.


Lluvia en el patio de Canroque

Llegué el salón hecho una sopa, pero tenía muchas ganas de ver ya mi tebeo y no me importaba nada, llegué al stand de Norma y me dijeron que llegaría el viernes, chst... bueno, en Antifaz lo tenían y me lo compré yo mismo, no es patético, es bonito... Le eché un vistazo mientras me tomaba un chismecillo con Vomitón.


Mi tebeo, por fin.

Para los ajenos, el jueves es el día más tranqui del salón, no hay mucha gente y se puede ver todo muy bien, sin colas y sin otakus chillones.


Pere Pérez, la gran revelación.

Probé la Zintik (o como se llame), es una tableta gráfica monitor; mola, algún día tendré que ponerme una, me temo. Las expos muy bonitas, Guibo se lo curra, a destacar los originales de Michael Golden, este tío no debe tener vida... qué manera de currar... La de DDT (los de los oscarizados del laberinto del fauno), unos muñecos acojonantes y unos dibujos del Sandoval para fliparlo.


Exposición de DDT.

También estaba muy guapa la de Miguelantxo Prado, me encanta su trazo limpio de los trabajos de animación, lo de "De Profundis" no me mató tanto.
Ya después, lo típico, hablas un minuto con uno, un minuto con otro, pero nada con nadie...
Hemos visto al Homs por fin... como siempre, él sí que sabe vivir.


Francis tiene miedo de las malas compañías.

Unas cañas en el frankfurt de ahí al lado (es como una institución), con Vomitón, Francis, el Javi y luego el Àlex.


Javi, Pere y Àlex en el 6+1.

Y a cenar en tropa al Nass con Xavi y Carles. Se come bien.


Carles, Àlex, Amamía, Álex y Xavi.

Otra vez al Monchito, pero ya con más ganas de hacer el mal, tantas que nos fuimos a la Apolo!
La Apolo (1) los jueves es de Funky (nos informó Amamía), y yo me esperaba otra vez clásicos de toda la vida, pero nooo amigo, era un rollete más jijopero, el pincha, un tal DJ Vadim lo estaba petando él solito, pero subió una MC o lo que sea, Yara Bravo, tío nen, cómo molaaaaaaaa, acabé pegado al escenario dándolo todo! Copas y recopas, hasta que decidimos marchar, mis cicerones tenían curro el viernes tempranito (Carles durmió un par de horas con suerte).
Al llegar a canRoque no me funcionó la llave y tuve que despertar al Edgar, lo siento, tío.

Viernes 18:
Desayuné con el Rock el pincho de tortilla más grande del mundo y me fui a hacer el chequín del hotel a toda prisa.


Comparar el tamaño de la mano con el de la tortilla.

Qué predazo de habitación, madre de Dios señor... dos camas gigantes, sofá, tele gigante, baño de carreras... de todo, vamos... La pena es que con el ritmo que he llevado no me ha dado para disfrutarla a mi gusto, qué se le vas a hacer...
Corriendo llegué al stand de Norma donde me esperaban para una entrevista en BTV (no hay que perdérsela, mañana antes del Monegar en 18 i mes). La entrevistadora me pareció una ricurita, más maja... yo más tonto...


El equipo de tele de Segrera para 18 i mes.

Con el pincho todavía sin digerir en mi panza me salté la comida y me fui a sietear al hotel, pero no hubo manera, tenía mis firmas y demasiado sueño como para dormir sólo media hora, eso sí, descalzarse es muy relajante.


Bit y Javi.

Durante la sesión, en Norma, apareció de la Nada... Paco Ramírez, amigo de la familia que hacía diez años que no veía, me hizo mucha ilusión verlo, no cambia...
Luego otro poco de conversaciones intrascendentes, otro chisme en el 6+1 y a la fiesta de entrega de premios del salón... cena y barra libre gratis; yo no me resisto ante una oferta así.
Toni Albá hizo de anfitrión como S.A. el Reydespaña, otra entrega de premios más, con la alegría de saber que Pere ganó dos premios del público, me hizo ilusión y él estaba exultante... copas y copones, más conversaciones intrascendentes... Un apunte sobreel sarao este; qué de pasta se gastaron... hace falta? se invita a todos los que hay que invitar? sobra alguno? Ahí queda, para la reflexión.
Escapamos conminando al auditorio a ir al Big Bang, un bar en la calle Botella, en el rawal. Empezó a aparecer gente y más gente, casi había más saloneros que rocavilis habituales, muchas chicas y muchas caras conocidas, hale más copas!



Rock, Edgar, Carles, Al, Raúl, Xavi y el guapo.

El lastre fue cayendo por su propio peso y acabamos los buenos, que fuimos a la Apolo 2 a prenderle fuego, estuvo guay, música tardonoventera, para sudar, y así hice, bailoteo hasta las cinco y media... y a lhotel.

Sábado 19:
Por fin pude dormir un poco (seis hora, no te creas), ducha eterna y a ver a los Javis que estaban en el mismo hotel, si mi habitación era grande, lo suyo era un apartamento... qué barbaridad.
Llevé a Mai en brazos hasta el salón... esa niña es para comérsela...


La familia Castañ, qué monos los tres...

Hola a todos, el Diego me trae un encarguito (gracias tío), y nos vamos a comer por ahí, vamos al Gu, un multioriental de bufé libre, razonablemente bien de calidad y pasta.


Diego con los Castañ.

Me equivoco con el horario de firmas, llego una hora antes y me la paso rajando con el Jorge Iván, minientrevista en Norma y encontronazo en Planeta, las firmas poca cosa; mucho de:
"Díbújame algo."
"Qué quieres?"
"No sé, da igual... lo que quieras."
El próximo que me venga así se va con una tostadora dibujada... Que si me trae un tebeo mío se lleva un buen dibujo seguro, pero si me trae una hoja en blanco y la cara muy dura no respondo!
Bueno, no es para tanto en el fondo.
Antes de cenar vi al Xavi y el Rock que habían estado de visita, ya me despedí de ellos.
Autobús y cena de Planeta; cooooooo... Estuvo bien, trufadito de anécdotas.
El viaje de vuelta a la civilización también fue cachondo, luego al copeo.
El problema de salir en mogollón es que no se pone todo el mundo de acuerdo y no hay forma de hacer nada; acabamos cuatro en la Apolo 2 a sudar lo que no sudamos el viernes, el sitio está bien, es como el Devizio con desodorante, lo que se pasan un poco con el volumen de la música, aún me pitan los oídos, pero lo positivo es que con la poca luz que hay, todo el mundo es guapísimo.
Nada, nada, al hotel a descansar.

Domingo 20:
A la carrera checaut y a firmar en Norma. Dos horas y media, muy bien, ya me venía más gente con mi tebeo y da más ganicas.
Comida macha, montón de muchachos, pero cada vez se descuelgan más, y creo que me voy a apuntar a eso yo también.
Ronda de despedidas, besos y abrazos, tebeos en Norma y al AVE.


Las Blayas y yo.

Que me trajo a casa en hora y media... Me quería leer mi tebeo, pero no me dio ni tiempo.

Jom suit jom, y el martes, más fiesta... mi vida es taaan dura.

1 comentarios:

GUIBO dijo...

gracias por la parte que me toca!
un saludo: UNO!